La Fundación Piedra Viva de Peñalolén otorgó en comodato a la Universidad Austral de Chile la colección de obras escultóricas, bocetos y dibujos, fotografías, vídeos y otros documentos del artista para la instalación de este museo. Para el arquitecto a cargo de este museo, Cristián Undurraga, se trata de «la operación de descentralización de la cultura más grande de las últimas décadas en Chile».

Contribuir a la descentralización cultural, a la valoración y desarrollo nacional de las artes visuales y potenciar la creación de un espacio único en el Campus de los Museos UACh, son parte de los objetivos del «Museo Humano», iniciativa que contará con la colección de obras escultóricas, bocetos y dibujos, fotografías, videos y otros documentos del artista nacional Mario Irarrázabal.

El museo estará emplazado en el Campus de los Museos de la Universidad Austral de Chile, en el sector Isla Teja de la ciudad de Valdivia, junto al Museo de Arte Contemporáneo, que está siendo restaurado y ampliado. A ellos se suman los Museos Histórico y Antropológico Mauricio Van de Maele y de la Exploración Rudolph Amandus Philippi, entre otros espacios.

Para formalizar esta alianza, la Fundación Piedra Viva de Peñalolén otorgó en comodato por 30 años (renovables por igual periodo) a la UACh 269 obras del escultor. La presentación de esta iniciativa se efectuó al mediodía del martes 20 de agosto en el Museo de Artes Visuales (MAVI) en Santiago, donde el rector de la Universidad Austral de Chile, Dr. Óscar Galindo, agradeció al escultor Mario Irarrázabal y a cada uno (a) de los integrantes de esta Fundación «por habernos acogido y comprendido en esta locura poética y cultural de llevar su obra completa hasta Valdivia y construir en conjunto el Museo Humano. Este proyecto es sobre todo fruto de la porfía de un creador decidido a donar su obra para fines públicos y a la contribución y descentralización de las artes».

Mario Irarrázabal destacó este hito pues «desde el año 1968 que estoy mirando este día y entre medio han habido, junto con el concurso, unos 44 proyectos de arquitectura. ¡Imagínate tanta gente trabajando y pensando! Entonces las cosas cuestan, pero gracias a la Universidad Austral esto va a ser una realidad».

Por su parte, la ministra de las Culturas, las Artes y Patrimonio, Consuelo Valdés, valoró el «gesto de generosidad de un gran artista como es Mario Irarrázabal, de desprenderse de su obra variada, simbólica, tan significativa y tan importante, con la confianza depositada en la Universidad y también el talento del arquitecto y la gestión que han hecho tantas personas en torno a este sueño. Estoy segura que esto va a ser un gran atractivo para la ciudad de Valdivia y para toda la región».

Descentralizar la cultura

Está a cargo de este proyecto el arquitecto Cristian Undurraga, quien también lidera la restauración y ampliación del edificio que alberga al Museo de Arte Contemporáneo MAC Valdivia, de la Universidad Austral de Chile.

«Es la operación de descentralización de la cultura más grande de las últimas décadas en Chile y eso creo que habla muy bien de la Universidad y del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Ojalá esta idea pueda ser replicada a lo largo de todo Chile», planteó Undurraga.

El museo permitirá exhibir obras en bronce, aluminio, hormigón y madera del artista. El proyecto nace del interés de Mario Irarrázabal quien, desde el comienzo de su carrera, ha resguardado una copia de cada una de sus esculturas realizadas en sus casi 50 años de trayectoria. El propósito es que las personas puedan disfrutar de su obra.

Durante su exposición, el arquitecto precisó que el museo es «un pabellón pequeño, modesto, muy leve y transparente». El edificio tiene dos pisos y sus dimensiones son de 900 metros cuadrados, permitiendo albergar las obras de pequeño y mediano formato. Las obras de mayor tamaño estarán emplazadas en el exterior. En el piso de abajo se ubicará una zona de exposiciones, en un lugar más íntimo, con la obra gráfica de Mario, las pequeñas maquetas de arcilla, una pantalla para ver la colección de audiovisuales que tiene la fundación, un espacio que aloja textos y un pequeño rincón de la poesía «donde vamos a poder disfrutar de una dimensión menos conocida de Mario y no por ello menos extraordinaria», dijo Undurraga. El museo contará también con accesibilidad universal.

La directora de Vinculación con el Medio UACh, Leonor Adán, valoró esta iniciativa porque «fortalece el proyecto Campus de los Museos, que agrupa diferentes instalaciones y nos va a permitir generar un polo cultural de total relevancia para la región y el país”. Asimismo, “fortalece el área de extensión artístico-cultural, el trabajo que hace la Universidad en el fomento y en el acceso de las artes visuales, la cultura y el patrimonio que tiene como fin último contribuir a un desarrollo social integrado y al fomento del bienestar», finalizó.

A la ceremonia asistió presidente del Directorio Sr. Carlos Montt e incluyó una presentación a cargo del profesor Wladimir Carrasco (Conservatorio de Música UACh), quien interpretó en guitarra barroca las piezas Pavana, Marizápalos y Canario del compositor español Gaspar Sanz (1640-1710).