Diputado Patricio Rosas | Archivo
  Estudia Administración Pública en la UACh    

Hace algunos días, el Ministerio de Salud anunció que desde el 1 de agosto comenzó a distribuirse en el país el tratamiento para prevenir el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) llamado Profilaxis Preexposición (PrEP), en un plan que tiene contemplado a nueve recintos hospitalarios nacionales para entregar dicho medicamento específico que se usa en personas negativas de VIH.

La medida es respaldada por el diputado y médico Patricio Rosas, quien integra la Comisión de Salud de la Cámara catalogándolo como un avance en las medidas de prevención, «tanto las sociedades científicas, como la Organización Mundial de la Salud la han recomendado como una de las mejores opciones para la prevención del VIH, por lo que se valora este avance en la materia».

Al respecto, y sobre la implementación del medicamento en recintos hospitalarios del país, Patricio Rosas lamentó que nuevamente el Ministerio de Salud haya dejado afuera a recintos como el Hospital Base de Valdivia.

«Lo que ocurre es igual a la situación de la implementación de los test rápidos del Ministerio de Salud el año pasado, donde en su primera etapa la región de Los Ríos tampoco estaba contemplada, lo que me parece un error de enfoque en la materia preventiva, si bien la zona posee una cantidad reducida de casos anuales, no se puede sesgar las regiones con menor población, como la nuestra donde hay 385.000 habitantes».

El médico agregó que «por lo tanto si el foco del Plan de VIH/SIDA era la prevención acá no se sigue logrando su objetivo en Los Ríos, porque se implementa en Temuco y se saltan al recinto de Puerto Montt, cuando desde el Congreso le hemos pedimos al ministro que se imparta a nivel nacional sin diferenciar las regiones».

Finalmente el parlamentario hizo un llamado a actualizar la Ley 19.779 de 2001, conocida como la «Ley del SIDA»: «Tenemos una Ley del SIDA muy antigua que data de comienzos del año 2000, por lo tanto los protocolos no pueden ser actualizados de acuerdo a esta iniciativa legal, debe ser actualizada a la realidad de hoy, 20 años después de su promulgación. Si queremos cambiar la realidad de esta enfermedad a nivel nacional, debemos modificar y actualizar dicha normativa para así poder renovar los protocolos correspondientes con los tiempos actuales».