Pese a mostrarse conforme con la llegada de diez modernos vehículos policiales a Los Ríos, parlamentario sostuvo que hasta el momento no se ha avanzado en dotar de más carabineros a zonas estratégicas y apartadas de la región.

Según el senador Alfonso de Urresti, hay casos puntuales como Las Ánimas y Guacamayo donde es necesario promover soluciones a la brevedad para fortalecer la seguridad pública. En definitiva, «seguimos con el centralismo, en Santiago se abren comisarías, se abren retenes en los sectores acomodados».


Además, el parlamentario cuestionó la efectividad del plan cuadrante y asegura que es necesario cambiar algunas estrategias en materia de seguridad.