Si bien el municipio aclaró que se trata de una empresa con diferente rut a la que abandonó proyectos en Valdivia, los vecinos se mantienen preocupados porque ambas tienen el mismo propietario y dirección en la ciudad de Temuco.

Preocupación existe en vecinos de los sectores de Caupolicán Alto y Aldea Campesina de la comuna de La Unión tras conocerse el estado de insolvencia que mantiene la empresa encargada de ejecutar los proyectos sanitarios de estos emblemáticos sectores de la capital del Ranco.

Aunque desde el municipio de La Unión aclararon que se trata de una empresa con rut distinto a la que abandonó obras en Valdivia, la incertidumbre de los vecinos se mantiene, dado que ambas empresas tienen el mismo propietario y dirección de casa matriz en Temuco.

Según precisó el alcalde Aldo Pinuer a través de un comunicado “tras la averiguación de los datos correspondientes, como Municipio pudimos comprobar que la empresa que realiza trabajos de alcantarillado y agua potable en la Aldea Campesina y Puerto Nuevo, está vigente”.

El comunicado agrega que “la confusión se debió a que ambas empresas, poseen un nombre similar entre ellas, lo que pudo haber llevado a la confusión; aunque la empresa que presentó estado de insolvencia, se encuentra realizando trabajos en la ciudad de Valdivia, no en La Unión (…) por lo tanto vecinos, quiero decirles que las obras se seguirán ejecutando con total normalidad”, lo que -según el jefe comunal- fue confirmado por representantes de la empresa en la zona.

Pese a ello, los vecinos se manifestaron preocupados, especialmente en el sector de Caupolicán Alto, ya que las obras han avanzado considerablemente lento y no se han cursado trámites importantes para la continuidad de los trabajos, como lo es la regularización de servidumbres; ante ello, dirigentes de este sector emplazaron al alcalde Pinuer -en virtud a que la empresa no mantiene problemas como señala el comunicado municipal- se avance en el pago de las servidumbres para agilizar el paso de los trabajos.

Mónica Ojeda, presidenta de la Junta de Vecinos Caupolicán Alto, hizo presente la preocupación de los vecinos ante esta situación y recalcó que “si está todo bien con la empresa como dice el alcalde, entonces que se le paguen las servidumbres a las personas que están cobrando esto y terminemos con este tema porque estarían dejando fuera a 150 familias. Estamos con un problema sanitario tremendo, hay casas inundadas con aguas servidas. No nos lleven a tomar otras medidas, porque tampoco correspondería”.

Bernardo Pardo, vecino afectado por problemas sanitarios y activo integrante de la Junta de Vecinos, agregó que “este proyecto ha sido bastante manoseado, llevamos más de un año y medio de retraso por temas de servidumbre y negligencias de la empresa (…), la situación de hoy nos preocupa mucho porque ya no podemos seguir atrasando este proyecto. Hoy conversamos con el alcalde y él nos señala que la eventual quiebra de la empresa no es efectiva, tenemos una reunión el lunes con la autoridad y le vamos a exigir que se realicen los pagos de las servidumbres. Para cualquier persona es algo tan básico abrir la llave o tirar la cadena del baño y en Caupolicán Alto eso no lo tenemos, por eso necesitamos que se pongan en nuestro lugar y nos den una respuesta clara”.

A su turno, Rigoberto Godoy, dirigente del sector Caupolicán manifestó que “si bien el alcalde lanza un comunicado señalando que son empresas distintas, nosotros sabemos que tienen el mismo dueño y el mismo domicilio en Temuco, lo que nos causa mucha inquietud porque este sector ya no puede seguir esperando”.

Godoy, también coincidió en que una demostración que está todo bien con la empresa es que se solucione a la brevedad el tema de las servidumbres y sostuvo que “a mi me molesta mucho todo esto porque ellos recibieron este proyecto adjudicado de la administración anterior, y cuando llegó don Aldo con sus asesores nosotros le hicimos ver el tema de las servidumbres, y en tres años poco se ha avanzado y aún no se termina”.

Por su parte, la presidenta de la Junta de Vecinos Aldea Campesina, Rosa Ulloa, indicó que “el alcalde en un llamado reciente me aseguró que esta empresa va a continuar y terminar el trabajo; el lunes tenemos una reunión con él y se supone que no vamos a tener problemas con que esto quede inconcluso, porque de lo contrario tendremos que tomar otras medidas. (…) a futuro tenemos el sueño de pavimentar nuestras calles, porque es algo que se merecen nuestros 48 vecinos fundadores; queremos progreso para nuestra comunidad aldeana”.