De acuerdo a los antecedentes manejados por el alcalde Aldo Pinuer, la quiebra de García Gross sería efectiva: “La información extraoficial que tengo es esa”.

Preocupación existe en La Unión ante la eventual quiebra de la Constructora Carlos René García Gross Limitada, ya que de concretarse la situación jurídica de la empresa domiciliada legalmente en Temuco, dejaría inconclusos tres importantes proyectos sanitarios en la comuna.

Los antecedentes fueron revelados por el concejal Andrés Reinoso, quien manifestó su preocupación por la situación, considerando que los proyectos sanitarios no están terminados y que como concejo municipal desconocen el estado de pago actual de la empresa.

“Solicité la entrega de los estados de pago y la revisión de la boleta de garantía para conocer si hay deudas con sus trabajadores, como también los estados de avance de los proyectos que se encuentran en plena ejecución. Junto con revisar el tema de las servidumbres hay varios problemas que abordar, por lo que esperamos clarificar los pasos a seguir para continuar con estos importantes proyectos para el desarrollo de la comuna”.

Bajo la misma línea, el alcalde Aldo Pinuer detalló el estado actual de los proyectos en cuestión, que se verían seriamente afectados en su ejecución por la situación jurídica de García Gross Limitada. Además, el jefe comunal señaló que, de acuerdo a los antecedentes que él maneja, la quiebra sería inminente.

“Se trata de dos proyectos más una ampliación de radio de un tercero, es una situación preocupante para todos. Recabaré un informe completo, ya que en Puerto Nuevo solo hay una situación pendiente que debe ser revisada por el Ministerio de Salud antes de fin de año. Por otro lado tenemos el problema de las servidumbres en Caupolicán, que fueron omitidas al trabajar en el proyecto original, lo que tiene sin conectar a la red pública de alcantarillado a cerca de 80 familias, y que iba a concretarse este mes pero hay que regularizar documentación legal. Además, los trabajos en la Aldea Campesina podrían retrasarse, porque contemplan la instalación de agua potable, alcantarillado y pavimentación”.

Finalmente, desde el municipio unionino señalaron que tomarán contacto nuevamente con la empresa para confirmar la eventual quiebra, y así revisar los estados de pago y las boletas de garantía de los proyectos que fueron financiados mediante el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).