Las funcionarias exigen mejores condiciones de trabajo y un reajuste salarial.

Trabajadoras de los jardínes infantiles y salas cuna de la Fundación Integra en La Unión se adhirieron a la paralización de actividades iniciada el lunes y que se extendió por 72 horas.

Este miércoles, las funcionarias pertenecientes al Sindicato Nacional N°2 de Trabajadores de Fundación Integra llegaron hasta la Plaza de la Concordia para manifestarse frente a la Gobernación Provincial del Ranco.

La paralización de carácter nacional busca –a través de un petitorio– reducir la carga laboral solicitando una educadora por sala, aludiendo a la “falta de manos” en los recintos, según lo señalado por Jeanette Aguilera, representante del jardín infantil Blanca Nieves, uno de los tres jardínes de Integra en la comuna (junto al Acogida y Manitos Contentas).

La funcionaria agregó que se encuentran expectantes a las negociaciones que se desarrollan a nivel central, ya que se rechazó el 0,8% de reajuste salarial ofrecido por el Gobierno, por lo que en las próximas horas se conocerán los pasos a seguir.

Finalmente, las trabajadoras movilizadas apuntaron a parvularias que no se sumaron a la paralización voluntaria, quienes llegaron durante estos días a sus respectivos lugares de trabajo sin recibir a niños y retirándose al mediodía, lo cual fue calificado como una medida injusta y poco solidaria.