La dedicación con que los trabajadores de aseo y ornato de La Unión realizan sus labores, posiciona a la comuna como una de las más ordenadas y bellas de la región de Los Ríos, incluso del país según algunos rankings, pero la realidad salarial de estos trabajadores dista del esfuerzo con que ejercen su labor. 

A fines del pasado mes de marzo se desarrolló en Santiago el VII Congreso de Delegados de la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores de Empresas e Interempresas de Servicios, Aseo, Jardines, Ornatos y Rellenos Sanitarios de Chile (FENASINAJ), instancia en que participaron dirigentes de todo Chile, incluida la comuna de La Unión.

En la oportunidad estuvieron presentes dirigentes sindicales de la capital del Ranco, destacando también la presencia del concejal Andrés Reinoso Carrillo.

Las diversas reuniones, charlas informativas y exposiciones realizadas en el evento permitieron aclarar algunas inquietudes respecto a la Ley que establece mejoras en las remuneraciones y condiciones laborales de los trabajadores de las empresas que prestan servicios de aseo y ornato a gran parte de los municipios del país; también se pudo tener claridad de cuál es la realidad en las distintas comunas y cómo se ha avanzado en el seguimiento de las nuevas disposiciones legales que protegen a los trabajadores que a diario desarrollan estas tareas. Por otra parte, se pudo reflexionar sobre la voluntad que existe a nivel municipal para mejorar -a través de las bases de licitación- las condiciones laborales de los trabajadores. 

Tras su arribo de regreso a la comuna de La Unión, el concejal Andrés Reinoso mostró admiración por la realidad que viven algunos trabajadores en otras municipalidades del país y al mismo tiempo dijo estar preocupado que La Unión se posicione a nivel país dentro de las que peor remunera a los trabajadores de aseo, ornato, parques y jardines.

El edil destacó el ejemplo de Lo Barnechea, cuyo alcalde participó del cierre de este Congreso, instancia en la que destacó que los conductores de camiones de recolección de residuos domiciliarios de su comuna perciben un sueldo de 1 millón de pesos, mientras que los peonetas o auxiliares de carga un salario que alcanza los 750 mil pesos. “Tengo claro que hay comunas que tienen una situación financiera mucho más sólida, pero todo pasa por la voluntad de las autoridades municipales y sus equipos técnicos, que elaboran las bases de licitación para adjudicar estos servicios a empresas que la mayoría de las veces sólo buscan lucrar a costa del trabajo de la gente más humilde, que son los que deben conformarse con sueldos de miseria, porque no tienen más opciones”, expresó Reinoso. 


Según Reinoso, las autoridades están a tiempo de establecer mejoras en las bases que se elaboran para la licitación de este año. Asimismo, sostienen que pese a contar con una de las ciudades más hermosas de Chile, el sueldo de los trabajadores no está acorde con la realidad de otras comunas. Por eso, hizo un llamado al alcalde y los concejales a priorizar en este proceso las mejoras salariales y el resguardo de los derechos laborales de quienes desempeñan estas labores en la comuna. 
  

 

Compartir