La audiencia de formalización se realizó durante esta jornada en dependencias del Juzgado de Garantía de la comuna de Mariquina.

La fiscalía solicitó la medida cautelar de prisión preventiva, lo que fue acogido por el Tribunal.

Durante esta jornada, se realizó la audiencia de formalización de Javier Ramírez Araneda por el crimen de la joven sanjosina Regina Pichún Puebla, hecho ocurrido en octubre del año pasado, el cual fue posible resolver por la confesión del ahora único imputado en este caso.

En la oportunidad, el fiscal adjunto de Mariquina, Alejandro Ríos, solicitó la medida cautelar de prisión preventiva, requerimiento que fue acogido por el Tribunal, fijándose un plazo de investigación de 180 días.

Asimismo, se fijó para el día 6 de abril una reconstitución de escena, en la cual el imputado tiene derecho a participar o no de la diligencia. Mientras tanto, el Servicio Médico Legal continúa con los peritajes para confirmar científicamente la identidad de la víctima. 

El fiscal Ríos, en punto de prensa posterior a la audiencia detalló los antecedentes expuestos en estrado.