Fotografía: Consejo Regional de Los Ríos, período 2018-2022 (@corelosrios).
 

Pese a realizar tres veces la votación, no se llegó a acuerdo. Por ahora seguirá el actual presidente, Luis Cuvertino (PS).

Este domingo se realizó el traspaso de mando de la Intendencia de Los Ríos y la instalación del nuevo Consejo Regional (CORE), para el período 2018-2022.

La ceremonia realizada en el Aula Magna de la UACh en Valdivia, comenzó con las palabras de despedida del saliente intendente regional Ricardo Millán, para posteriormente realizar el traspaso del Ministerio del Interior y Gobierno Regional de Los Ríos a César Asenjo.

Más tarde sería el turno del juramento de los consejeros regionales electos, quienes integrarán el cuerpo colegiado por los próximos cuatro años.

En la provincia de Valdivia, a los reelegidos Felipe Mena (UDI), Elías Sabat (RN), Marcos Cortez (PPD) y Luis Cuvertino (PS), se sumaron los electos Juan Carlos Farías (independiente), Ariel Muñoz (RN), Juan Taladriz (Evopoli), Matías Fernández (RD) y Héctor Pacheco (DC).

Mientras que la provincia del Ranco estará representada por los reelegidos Eduardo Hölck (UDI), Luis Quezada (independiente) y Waldo Flores (DC), además de las electas Catalina Hott (PPD) y Sylvia Yunge (RN).

Fallida elección de nuevo presidente del CORE

Tras el juramento, se realizó la elección del presidente del CORE en una votación que se realizó en tres oportunidades, no llegando a un consenso debido a la falta de acuerdo en Chile Vamos y a la abstención de los representantes de la Nueva Mayoría.

La elección se reprogramó para la próxima sesión del CORE, momento hasta el cual seguirá presidiendo al cuerpo colegiado el socialista Luis Cuvertino.

Al final de la ceremonia, el independiente Luis Quezada increpó al recién electo Ariel Muñoz (RN) por la fallida elección.

Muñoz señaló que “imagino que al final de una elección están los ánimos ardientes. Tengo la mejor disposición para una buena convivencia en el Consejo, el diálogo siempre existirá y espero conversar con el consejero que me increpó”.

Mientras que Quezada manifestó que “hace semanas nos habíamos reunidos para repartirnos los cargos, el acuerdo no se cumplió (…). Esto es una vergüenza, es impresentable que RN nos presione”.