spot_img
spot_img
viernes, junio 14, 2024
spot_img
spot_img

Corte de Apelaciones de Valdivia abrió sus puertas en una nueva versión del Día de los Patrimonios Culturales

spot_img

Cerca de un centenar de personas pudieron conocer las dependencias del tribunal de alzada.

spot_img
spot_img
spot_img

La Corte de Apelaciones de Valdivia recibió la vista de más de 100 personas en una nueva conmemoración del Día de los Patrimonios Culturales, oportunidad en que los visitantes se interesaron por conocer la biblioteca especializada y la función que cumple el tribunal de alzada; además de los artefactos utilizados durante el siglo pasado en la tramitación de causas tales como timbres y máquinas de escribir, los cuales eran desconocidos para las nuevas generaciones.

El administrador de la Corte de Apelaciones de Valdivia, Claudio Oyarzún, señaló que “para el Poder Judicial y en particular, para esta Corte de Apelaciones, es muy relevante que la ciudadanía conozca la labor que se realiza en el tribunal, por lo que las visitas, que principalmente estuvieron constituidas por familias, nos deja muy satisfechos, pues da cuenta del interés de la comunidad por los temas que abordan los tribunales”.

En este sentido, detalló que “este año recibimos alrededor de 130 visitantes, que centraron su atención en nuestra biblioteca especializada en el área de Derecho, además de documentos, libros, mobiliario y objetos que datan de principios del siglo pasado, que en algún momento formaron parte de los tribunales de la época y que ahora forman parte de nuestro Museo Judicial, que busca preservar el patrimonio tangible e intangible de nuestra judicatura”.

Experiencia interesante

Jaqueline Yáñez, valdiviana del sector Pino Huacho, camino a Niebla indicó que “es primera vez que visito la Corte; me pareció interesante porque hay muchas cosas de las cuales una no tiene noción, por lo que me pareció muy entretenido visitar el tribunal. Vine con mi hija, Laura, ella tiene 13 años y disfrutó mucho la visita… es una invitación para conocer un nuevo mundo”.

En la misma línea, Richard Díaz, estudiante de la carrera de Derecho de la Universidad Austral de Chile “fue una experiencia muy entretenida, es una ideal para conocer cómo se dan las cosas en la práctica. En la carrera no nos muestran cómo se ejerce la profesión en la práctica… sólo los nombres, por lo que poder acceder a las salas de audiencia es un aporte a nuestra formación como estudiantes, aquí es donde las cosas y el Derecho nacen”.

Durante el recorrido, los visitantes pudieron apreciar muebles, artefactos y documentos de principio del siglo pasado, fecha a la que se remonta la creación de la Corte de Apelaciones de Valdivia (1906), conocer las dependencias de la biblioteca especializada que cuenta con una colección de más de dos mil títulos del área jurídica y las visitas guidas a las salas de audiencia y de pleno.

spot_img
spot_img

Te puede interesar