martes, 16 abril, 2024

Competencias del siglo XXI en la Educación Técnico Profesional

Por Ramón Rubio Donoso
Rector CFT Estatal de Los Ríos

Diversos organismos internacionales, como la OCDE en su Marco de Aprendizaje 2030, plantean que la formación de competencias técnicas específicas debe complementarse con la necesidad de desarrollar habilidades transversales y adaptativas, conocidas como competencias “blandas” o del siglo XXI.

El pensamiento crítico, la creatividad, la competencia digital, la colaboración y la comunicación efectiva son habilidades cada vez más valoradas por las empresas y organizaciones en busca de técnicos y profesionales versátiles y preparados para afrontar entornos laborales cambiantes. En este contexto, la integración de estas competencias en la educación técnico profesional se vuelve esencial para garantizar la empleabilidad y el éxito de los estudiantes.

La formación de competencias del siglo XXI en la educación técnico profesional no solo impulsa la innovación y el desarrollo personal de los estudiantes, sino que también fortalece la productividad y el desarrollo territorial, por su efecto en la capacidad de adaptación de las personas y organizaciones a entornos dinámicos. Los profesionales con estas habilidades tienen la capacidad de enfrentar desafíos complejos, proponer soluciones creativas y colaborar de manera efectiva en equipos multidisciplinarios.

En el CFT Estatal de Los Ríos estamos convencidos de que es imperativo que los programas educativos en el ámbito técnico profesional deben incorporar estrategias pedagógicas innovadoras que fomenten la combinación de conocimientos técnicos especializados con habilidades del siglo XXI, pues ello ofrece a los estudiantes una ventaja competitiva en el mercado laboral, además de favorecer el desarrollo económico local, objetivos centrales del quehacer de la formación técnica en general y de los CFT Estatales en particular.

En ese sentido, la interdisciplinariedad, la conexión con su entorno significativo y la posibilidad de ejecutar proyectos tanto de carácter social como disciplinar, que se promueven en nuestro modelo de Vinculación Activa con el Entorno (VAE), buscan otorgar a nuestros estudiantes una formación integral acorde a las necesidades del entorno, preparando así a los estudiantes para enfrentar desafíos globales y locales con énfasis en la innovación y resolución de problemáticas económicas, sociales y ambientales.

En conclusión, la formación de competencias del siglo XXI en la educación técnico profesional es crucial para preparar a los estudiantes para un mundo laboral en constante evolución. Es necesario que las instituciones educativas de carácter técnico y los docentes se comprometan en cultivar estas habilidades en los futuros profesionales, garantizando así su éxito y contribuyendo al desarrollo sostenible de la sociedad en su conjunto.

spot_img

Te puede interesar