lunes, junio 24, 2024
spot_img

José Antonio Urrutia, candidato a consejero constitucional: “Quiero aportar con mi experiencia y conocimientos”

El abogado domiciliado en el sector de Crucero, comuna de Río Bueno, se ha especializado jurídicamente en materias como medio ambiente y derecho administrativo.

spot_img

Hace algunas semanas el Servicio Electoral (Servel) dio a conocer el listado definitivo de las candidaturas inscritas para postular a un cupo en el Consejo Constitucional que escribirá una nueva propuesta de Constitución. En la región de Los Ríos son 20 candidatos y entre ellos figura el nombre de José Antonio Urrutia.

El abogado domiciliado en la comuna de Río Bueno, y que cuenta con una destacada trayectoria profesional y académica, integra la lista E denominada Chile Seguro, en la cual figura como candidato independiente, apoyado por Renovación Nacional (RN), junto otros tres nombres respaldados por partidos del conglomerado Chile Vamos.

José Antonio Urrutia Riesco tiene 59 años de edad y nació el 19 de enero de 1964 en Santiago. Se enseñanza básica la cursó inicialmente en el Colegio Saint George hasta segundo año, luego de lo cual se trasladó al Colegio Tabancura donde completó su trayectoria escolar hasta egresar de enseñanza media.

Posteriormente, cursó la carrera de derecho en la Universidad de Chile y más tarde completó un magister en derecho en la American University de Estados Unidos. “Siempre me gustaron las reglas, soy fijado en qué se puede hacer y en qué no. Siempre me interesaron las leyes, el área humanista y además que mi abuelo fue juez y presidente de la Corte Suprema, por lo que desde chico tuve esa influencia”, explica sobre su elección profesional.

Con respecto a su trayectoria laboral, Urrutia recuerda que “junto con practicar la profesión de abogado en un estudio que formé yo mismo en 1987, hice clases por 18 años en la Universidad de Chile, por lo que durante mucho tiempo una parte importante de mi día estaba dedicado a la enseñanza, y la otra a atender clientes de manera particular”.

¿Por qué se vino a vivir a Río Bueno?
Toda mi vida he estado vinculado al campo, ya que mi papá era agricultor y tenía una propiedad de Chillán hacia la costa. Pasábamos todas las vacaciones y fines de semana largos en el campo. De hecho, puedo decir que mi vida extraescolar siempre transcurrió en el campo, apegado a la gente de campo y a los caballos.
Hace 17 años me instalé con un campo aquí en Crucero, en Río Bueno, que ha ido creciendo de a poco y donde crío a mis caballos chilenos. Desde entonces que estoy viniendo a la región de Los Ríos apenas puedo, y desde hace algunos años tomé la decisión de venirme a vivir acá y practicar mi profesión de abogado a través del computador. Las mañanas las dedico a mi trabajo de abogado, y en las tardes me ocupo de las labores del campo.

¿Cómo describiría su vida en la región de Los Ríos?
Es una vida feliz y tranquila, cuando llegué aquí ya había entrado la delincuencia a las grandes urbes, y acá no estaba instalada la violencia de Santiago y el norte. Sin embargo, hoy estoy preocupado porque la violencia aquí también está desatada, y lo veo como abogado todos los días.

¿Cómo surge su candidatura a consejero constitucional?
Yo nunca me he dedicado a la política. Sí he estado vinculado a políticos por mi trabajo como abogado, pero nunca me había interesado meterme en este mundo y menos a competir en una elección con voto popular. La verdad es que surge esto porque yo no podía creer cuando empezamos a ver el anterior proceso para redactar una nueva Constitución para Chile, el cual básicamente buscaba desmantelar Chile y construir otro país.

No podía creer cuando se proponía cambiar el himno o el escudo nacional, cuando veía a personas que eran artistas y que tenían otros intereses, que de constitución poco y nada sabían, y que eran finalmente quienes estaban redactando nuestra carta fundamental. Como hombre de leyes eso me preocupó mucho, por eso voté Rechazo y trabajé por el Rechazo.

Ahora, veo que hay un proceso más serio, a pesar de que yo no creo que nuestra actual constitución sea mala. Sí se puede mejorar, pero que sea la causante de todo el descontento social que hay en Chile, que es justificado, no me parece. Sin embargo, ya estamos en esto, y el proceso que tenemos actualmente es más serio porque ya hay 12 bases institucionales que tienen que respetarse, y se fijó una comisión de expertos nombrada por el Congreso para elaborar un borrador. Afortunadamente hoy el Congreso está bien equilibrado, por lo que esperamos que el borrador también sea equilibrado.

Lo que me preocupa, y lo que motiva esta candidatura, es que Chile rechazó el proyecto anterior con un 62% de respaldo, pero el 38% que perdió la elección no se ha rendido. El gobierno actual y otros personeros estaban por respaldar esa Constitución que Chile rechazó, y ellos siguen ahí, por lo que estoy seguro de que van a seguir tratando de meter el gol, y tratando de que este proceso termine con una Constitución que responda a sus intereses.
Por eso, decidí aprovechar mi experiencia y conocimientos, dejar de lado mis actividades personales para iniciar esta campaña.

¿Desde qué ámbitos siente que puede aportar a este proceso?
Yo represento a los ciudadanos que quieren a Chile, que respetan nuestras tradiciones, que quieren un país ordenado, un país seguro y que progrese. A ese compatriota yo le puedo dar una mano como abogado desde el Consejo Constitucional. Si se tratara de algo distinto, para lo que no tuviera competencias, yo me haría a un lado, pero aquí yo creo que sí puedo aportar y eso es lo que me motiva.

En el ámbito jurídico yo me he especializado en el área de medio ambiente y en derecho administrativo, que están muy ligado al constitucional. Para elaborar un nueva Constitución es fundamental la separación de los poderes del Estado y también es primordial el rol de un Estado subsidiario que debe ser mejorado, porque debe ser compatible con la protección de los derechos sociales, tales como la salud, educación, vivienda y el derecho a la conectividad que en esta región es muy importante; y no hablo sólo de la conectividad vial, sino que también el acceso a internet que en muchas comunidades rurales no existe.

Chile es hoy un país pobre y no puede garantizar a todos los habitantes una vivienda nueva, pero sí puede garantizar que va a hacer todo lo posible para cumplir con ese anhelo. No puede, a lo mejor, pavimentar todos los caminos, pero el Estado está obligado a hacer todo lo posible para poder cumplir ese objetivo y no puede quedarse de manos cruzadas.

¿Cómo proyecta desplegarse durante su campaña?
Va a ser un proceso difícil porque yo nunca he hecho una campaña. Además, es un proceso corto de sólo dos meses. Como abogado Urrutia podrán conocerme en Río Bueno, pero en las otras comunas de la región no me conocen. Darme a conocer en dos meses es difícil, pero es un reto que he asumido y vamos a hacer todo lo posible por lograrlo. Vamos a estar en las radios, recorriendo las calles, haciendo puerta a puerta para que la gente conozca nuestra candidatura y pueda elegir bien el próximo 7 de mayo.

En ese sentido, ¿qué mensaje enviaría a la comunidad regional?
Mi llamado a la comunidad es a interesarse en este proceso y a informarse. La gente está cansada del tema constitucional, sienten que ya votaron y lo rechazaron, pero aquí estamos de nuevo con el tema. No hay que bajar la guardia, hay que mantenerse despierto, informarse, elegir a las personas más capacitadas para ir a dar la pelea, porque los que perdieron quieren volver a meter el gol.

spot_img
spot_img
spot_img

Te puede interesar