viernes, julio 12, 2024
spot_imgspot_img

TOP de Valdivia condena a 20 y 15 años de presido a autor material y a sicario que ejecutó homicidio calificado

Francisco Andrés González Berríos le pagó tres millones de pesos a Juan José Ortega Ramírez, para que asesine a la víctima identificada como Germán Muñoz Villegas, con quien mantenía rencillas personales asociadas al tráfico de estupefacientes.

spot_img

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valdivia condenó a Juan José Ortega Ramírez y Francisco Andrés González Berríos a las penas de 20 y 15 años de presidio efectivo en calidad de autor ejecutor y autor intelectual, respectivamente, del delito consumado de homicidio calificado, ilícito que fue perpetrado en abril de 2020 en la capital regional.

En fallo unánime, el tribunal conformado por los magistrados Carlos Flores, Ricardo Aravena y Lissette Salazar, aplicó además a ambos condenados las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos, oficios públicos y derechos políticos, y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras duren las condenas.

Asimismo, Ortega Ramírez deberá cumplir las penas de tres años y un día y de 541 de presidio, por los delitos de tenencia ilegal de armas de fuego prohibida y tenencia ilegal de municiones, respectivamente.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados para determinar sus respectivas huellas genéticas e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

Homicidio por encargo

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 3.30 horas de la madrugada del 15 de marzo de 2020, “(…) Juan José Ortega Ramírez condujo el vehículo Renault Clio patente YZ-5294 por calle Doctor Labbé de la comuna de Valdivia y al llegar frente al número 20 detuvo la marcha del vehículo estando aún en la calzada y se ubicó al costado derecho del vehículo patente XV JRGG-99 en cuyo interior, sentado en el asiento del acompañante, se encontraba Germán Muñoz Villegas”.

“Una vez ubicado en esta posición, Ortega le disparó a Muñoz con un arma de fuego que apuntó desde un vehículo al otro mientras seguía sentado en el asiento del conductor. Uno de los disparos percutados por Ortega hirió a Muñoz impactándolo en la cabeza y en un antebrazo. El primer impacto balístico le provocó a Muñoz un TEC abierto con salida de proyectil. Muñoz fue trasladado inmediatamente por una tercera persona al hospital de Valdivia, en donde fue internado de urgencia y murió el 18 de marzo de 2020 a las 9.27 horas por el traumatismo cráneo encefálico producido por los disparos. Ortega Ramírez había recibido el encargo de matar a Muñoz a fines de 2019, esto es, casi tres meses antes de la ejecución”, continúa el fallo.

Desde el tribunal también detallaron que: “El día de los hechos había estado siguiendo a la víctima por algunas cuadras en su vehículo mientras el fallecido circulaba en compañía de un amigo en el vehículo XV JRGG-99, con el objeto de procurarse las circunstancias adecuadas de indefensión de la víctima para cometer el delito. Es así como algunos minutos antes de cometerlo, alrededor de las 3:15 horas del 15 de marzo de 2020, y mientras Germán Muñoz y su amigo realizaban compras en un local comercial ubicado en la esquina de calles Camilo Henríquez y Yerbas Buenas, Ortega estacionó su vehículo por calle Camilo Henríquez algunos metros más adelante de donde se habían estacionado Muñoz y su amigo, lugar en donde esperó que Muñoz volviera a abordar el automóvil para seguirlo. Una vez que Muñoz y su amigo abordaron el automóvil y se fueron del lugar por calle Camilo Henríquez, el imputado cometió el homicidio señalado”.

Y prosigue: “La idea de matar a Germán Muñoz fue concebida por el imputado Francisco González Berríos en un tiempo anterior al de la ocurrencia de los hechos y estuvo motivada principalmente por rencillas personales existentes entre González y el fallecido. Ambos, Muñoz y González, se dedicaron de manera conjunta al tráfico de estupefacientes en la comuna de Valdivia y debido a inconvenientes sufridos durante esos negocios, en especial a que durante un viaje a Santiago que realizaron conjuntamente en 2019 el vehículo en que viajaban, que era de propiedad de González Berríos, resultó quemado por acción de terceras personas debido a problemas relacionados con el tráfico. Francisco González contactó a Juan José Ortega, quien se dedicaba en esa época al sicariato, y le encargó que matara a Germán Muñoz Villegas, para lo cual le ofreció un pago de $3.000.000, encargo que Ortega aceptó y ejecutó dando muerte a Germán Muñoz Villegas en la fecha, hora, lugar y circunstancias descritas al inicio de esta descripción de hechos”.

En tanto, alrededor de las 17.18 horas del 10 de abril de 2020, “(…) personal de la Brigada de Homicidios de la PDI Valdivia realizó la entrada y registro del domicilio ubicado en Pasaje 21 N° 3971, comuna de Valdivia, previamente autorizada por el Juzgado de Garantía de Valdivia con el objeto de recoger evidencia eventualmente relacionada al delito de homicidio cometido en la persona de Germán Muñoz el día 15 de marzo de 2020. Durante la ejecución de la orden, personal PDI sorprendió al imputado Juan José Ortega Ramírez en una de las habitaciones del domicilio recostado en una cama en posesión de un arma de fuego tipo pistola calibre 9 milímetros marca carrera GT 60, sin número de serie, modificada de fogueo a fuego para resultar apta para el disparo y 3 municiones sin percutar, todos de 9 milímetros. Con la inscripción ‘P.A. Knall’, arma de carácter prohibido por estar modificada. Ortega, además, no tenía autorización para portar ni poseer armas de fuego o municiones”.

spot_img
spot_img

Te puede interesar