Se trata del hecho ocurrido en abril de 2020, donde madre e hija contrataron a dos hombres para dar muerte a la víctima, planificando el delito y proporcionando los medios a los coacusados para llevarlo a cabo. 

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Valdivia inició este miércoles 5 de enero la audiencia de juicio oral en contra de Cecilia Mónica Mímica Pino, Maggi Mónica Filgueira Mímica, Fernando José Quevedo Gajardo y Matías Nicolás Pereira Troncoso, acusados por el Ministerio Público como coautores del delito de homicidio calificado. Ilícito perpetrado en el sector de Quitacalzón, a orillas del río Calle Calle, en abril de 2020.

En la primera jornada del juicio semipresencial (causa rol 228-2021), el tribunal –integrado por los magistrados Daniel Mercado Rilling (presidente), Carlos Flores Valenzuela y Silvana Muñoz Jaramillo (redactora)– tras la lectura de la acusación, dio paso a los alegatos de apertura de las partes.

Según la acusación fiscal, durante la segunda quincena de abril de 2020, Mímica Pino y Filgueira Mímica (madre e hija, respectivamente), debido a rencillas con la víctima, contactaron a Quevedo Gajardo y Pereira Troncoso, para que dieran muerte a Erodhita Helena Bustos Sánchez a cambio de 7 millones de pesos. Para cumplir con dicho objetivo, se concertaron y planificaron cómo dar muerte a Bustos Sánchez. Así, las acusadas proporcionaron los medios: arrendaron un vehículo en el que posteriormente sería trasladada la víctima, eligieron el lugar para darle muerte y entregaron a los coacusados un celular para contactarse sin dejar rastro y un cuchillo.

Plan que pusieron en ejecución en horas de la tarde del 28 de abril de 2020, ocasión en que Quevedo Gajardo y Pereira Troncoso concurrieron hasta el domicilio de la víctima y, mediante engaños, la trasladaron en el vehículo arrendado hasta un lugar aislado, ubicado en el sector de Quitacalzón de la comuna.

Una vez en el lugar, los imputados concretaron el plan previamente acordado y actuando sobre seguro, le propinaron a la víctima más 20 puñaladas en diversas zonas del cuerpo, principalmente en la espalda y región anterior del cuello, lesiones que le provocaron la muerte. Luego, arrastraron el cadáver hasta el río Calle Calle, cauce en el que fue encontrado el cuerpo de la víctima por un lugareño, el 21 de mayo del año pasado.

En paralelo, y con la finalidad de cerciorarse de la concreción del plan, las acusadas se trasladaron en vehículo al lugar elegido previamente y esperaron la llegada de Quevedo Gajardo, Pereira Troncoso y la víctima. Para lo cual se ubicaron en un lugar que les permitía observar el accionar de los coacusados. Una vez concretado el homicidio se retiraron del lugar todos juntos.

La audiencia continuará mañana y está programado que el juicio se extienda por 10 días, periodo durante en el cual depondrán 17 peritos y 56 testigos.