Uno de los atributos más llamativos de la UACh es su naturaleza o carácter “verde”, lo que se suma a su fuerte compromiso con la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente. De hecho, es una de las casas de estudios superiores con mayor patrimonio natural en Chile.

A la hora de buscar los atributos de la Universidad Austral de Chile la lista comienza a alargarse a medida que se le consulta a personas que trabajan, estudian o son exalumnos de esta institución que posee un alto nivel de acreditación institucional y aparece en los lugares más destacados en Chile en rankings internacionales, principalmente vinculados a la investigación. En la práctica, son muchos los aspectos positivos que ofrece la UACh a sus futuros estudiantes, sin embargo, hay algunos atributos que claramente la diferencian: su naturaleza, su calidad y su ambiente universitario.

Al respecto, el director de Desarrollo Estratégico, Dr. Guy Boisier, explica que la calidad está asociada a varios otros atributos como son “el compromiso de los académicos y las académicas, que la UACh sea una Universidad compleja y completa, que realice una investigación de vanguardia posicionada en el cuarto lugar a nivel nacional, que cuente con una acreditación institucional en todas las áreas, que tenga postgrados en prácticamente todas las áreas del conocimiento, que se fomente el pensamiento crítico, que la enseñanza esté centrada en las y los estudiantes, y que el desarrollo sostenible sea un eje en general del quehacer académico”, recalca.

El Dr. Boisier agrega que el ambiente universitario se relaciona con el desarrollo integral, junto con la intra y la transdisciplina en la UACh. “Ésta es una Universidad muy conectada con su medio, las posibilidades de intercambio internacional son variadas y hay muchas actividades culturales, deportivas y recreacionales. Tenemos una Unidad de Apoyo al Aprendizaje, políticas y mecanismos de perspectivas de género, diversidad y AVD, y también contamos con un programa de UACh Inclusiva. Esto genera un ambiente universitario muy interesante para quienes quieran venir a estudiar”, comenta.

Pero, a juicio del director de Desarrollo Estratégico, el atributo que más diferencia a la UACh es la naturaleza, “que es parte esencial de nuestro lema, donde la variedad de actividades curriculares con el medio natural son un eje transversal. También realizamos muchas actividades extracurriculares en el medio natural, a lo que se suma lo que hacemos en promoción de la vida activa, saludable y sostenible, y la idea de un Campus Sustentable, un campus verde. Somos probablemente la Universidad con mayor patrimonio natural de todo Chile”.

El director de Estudios de Pregrado, Dr. Cristian Salazar, invita a las y los jóvenes y sus familias a conocer estos atributos diferenciadores ya que son pocas las universidades que los tienen en Chile y sobre todo en el sur del país. “La experiencia universitaria que ofrece la UACh está en sintonía con los grandes cambios y desafíos de esta época en que temas como el cuidado del medioambiente y el calentamiento global son transversales y relevantes para todas las carreras y alternativas profesionales, lo que se ve reflejado en las competencias sello que distinguen a quienes se forman en nuestra casa de estudios superiores”.

Vínculos con el territorio local y con el mundo

La directora de Comunicaciones, Alejandra Rodríguez, también valora la calidad de la UACh, sobre todo la de sus docentes que poseen un alto estándar en materia de investigación, “lo que nos posiciona en la macrozona sur y a nivel nacional, beneficiando a los estudiantes al entregarles la posibilidad de ser parte de un exigente y muy alto nivel de desarrollo académico e impactando positivamente en las posibilidades de inserción laboral posterior. Hay muchas carreras que además han desarrollado cambios en sus mallas curriculares para tener una temprana inserción o acercamiento al mundo profesional o laboral”.

Asimismo, pone en relieve que la UACh, en sus 67 años de vida, es reconocida por su clara vocación pública y por su fuerte vinculación con el territorio, lo que se traduce para los futuros estudiantes en “una posibilidad concreta de inserción en las ciudades en las cuales se encuentra. Nuestros exalumnos pueden dar cuenta del trabajo académico desarrollado y muchos de ellos hoy también son docentes e incluso investigadores de esta Universidad”.

Otro aspecto que menciona la directora es que la UACh se encuentra adscrita a la gratuidad, lo que se relaciona con el escenario social que ha vivido nuestro país en últimos años. A esto se suma la posibilidad de postular a las becas tradicionales del Mineduc y otras propias de la institución. En ese contexto, existen accesos inclusivos -diferentes o complementarios a la Prueba de Transición- a través de los programas PACE, Propedéutico y Ranking 850, además del Cupo Explora-UNESCO, Escuela de Talentos Alta UACh y Más Mujeres en Ingeniería (+MI).

Para la encargada del Programa Difusión de Carreras UACh, Carmen Paz Jara, la internacionalización es algo clave para los estudiantes y se traduce en numerosos convenios con otras instituciones, lo que fortalece la actividad académica y la movilidad estudiantil, tanto de pregrado como de postgrado.

El apoyo estudiantil también es mencionado por la profesional, lo que se materializa a través del Departamento de Vinculación, Acceso y Permanencia Estudiantil, cuyas acciones brindan un acompañamiento efectivo y permiten una inserción y permanencia positiva dentro de la Universidad.

A su vez, Carmen Paz Jara plantea como atributo la calidad de vida en las cuatro ciudades del sur en las que tiene presencia la UACh, junto con la calidad humana de la comunidad universitaria, lo que se refleja en la posibilidad de acercarse a los profesores y desarrollar vínculos con diferentes trabajadoras y trabajadores de la Universidad.

Por último, es importante mencionar el postgrado realizado en la UACh, el que se encuentra entre los mejores del país, con programas de magíster y doctorado que poseen altos niveles de acreditación. Los estudiantes de pregrado tienen la posibilidad de vincularse al postgrado (magíster) a través de un mecanismo que les permite acceder a una experiencia enriquecedora que les entregará más herramientas para enfrentar el mundo laboral.

Estudiantes eligen la UACh

Sara Negrón está en el décimo semestre de Ingeniería Naval. “Es la única Universidad que dicta la carrera a nivel nacional, por lo que ofrece un amplio campo laboral y la posibilidad de especializarse en distintas áreas como investigación e ingeniería o en la marina mercante”, comenta. Además, la UACh tiene un convenio con la Municipalidad de Frutillar, “por lo que pude optar a becas que cubrieron gran parte del arancel anual, lo que me permitió estudiar. A su vez, el Campus Miraflores cuenta con infraestructuras de gran importancia para el desarrollo teórico y práctico de la carrera, como el canal de ensayos hidrodinámico, el laboratorio de navegación y el laboratorio de máquinas marinas”, afirmó.

Más al sur, en la Sede Puerto Montt, Pablo Rivera está en tercer año de Arqueología. Nacido en Antofagasta, vivió 10 años en Calama y desde cuarto básico asistió al colegio Juan Pablo II. “Me parece genial que la gran calidad de investigadores en la carrera es uno de sus principales atributos, tanto los nacionales como internacionales. Lo que más destaco de la Escuela de Arqueología durante este último año de pandemia y es que, a pesar de la situación, se han esforzado para sacarnos a terreno, algo realmente vital para nuestra experiencia. Los profesores durante estas actividades se han mostrado muy dispuestos a enseñarnos y entienden las dificultades en el aprendizaje que hemos tenido por las clases online”, señaló.

Ulises Sagredo es estudiante de tercer año de Ingeniería Ambiental. Él proviene de la comuna de Recoleta y asistió al Liceo Leonardo Murialdo. “Me parece una muy buena oportunidad tener profesores de esa calidad, ya que al tener esa diversidad de docentes especialistas en distintas áreas en el instituto nos ayudan a complementar con una amplia visión de temas que son fundamentales para nuestra futura labor como ingenieros ambientales y de una buena calidad”, indicó.

Su experiencia es un reflejo de uno de los principales atributos diferenciadores de esta Universidad. “Una de las motivaciones por la que decidí estudiar en Puerto Montt en la UACh fue por el sello verde y ambiental que tiene la institución, ya que en Santiago no me gustaba el enfoque con el que se impartía la carrera. Por eso encontré que sería la mejor manera de aprender la carrera en un ambiente más natural y rodeado de áreas verdes. Los terrenos que se imparten por la zona, el ambiente de la gente, una vida más tranquila, los lugares para distenderse en la Universidad y las actividades que se realizaban”, finalizó Ulises.