Culmina proyecto financiado por fondos del Gobierno Regional y se pone a prueba aplicación móvil que facilita los testeos de COVID-19

La iniciativa fue financiada por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC-R) del Gobierno Regional de Los Ríos, beneficiando a pacientes de alto riesgo de un centro de diálisis de la ciudad Valdivia, funcionarios de salud de éste centro y a los trabajadores de las empresas PACEL S.A. y ASENAV.

Durante el mes de marzo del año 2020 a comienzos de la pandemia por SARS-CoV2, investigadores de la Universidad Austral de Chile generaron VIGIAcovid, un modelo de vigilancia y gestión epidemiológica activa, pionero en Chile y Latinoamérica, que permite el monitoreo prolongado en el tiempo, a grupos de personas que componen diferentes escenarios de riesgo, como adultos mayores, personal de salud, pacientes dializados y funcionarios de empresas con labores esenciales, o aquellas que requieran de testeos preventivos para proteger a sus trabajadores y permitir su funcionamiento continuo.

Gracias al Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FIC-R) del Gobierno Regional de Los Ríos, aprobado por el Consejo Regional, se realizaron muestreos de vigilancia activa de Covid-19 durante 7 meses entre diciembre del año 2020 y junio del año 2021, en las empresas ASENAV, PACEL y Centro de Diálisis con 5.687, 2.580 y 5.627 testeos realizados, respectivamente. Durante el mes de octubre del año 2021 se finalizó con tres actividades pilotos en estas empresas para lanzar la aplicación VIGIAapp, realizando un testeo masivo con apoyo de esta aplicación, que busca dar una respuesta rápida y en tiempo real a la contingencia provocada por COVID-19, en sectores de salud, industria alimentaria y manufacturera de la región.

Cabe destacar, que el programa utiliza la técnica de automuestreo con saliva diferente al hisopado nasofaríngeo. Una forma menos invasiva, que no requiere personal especializado ni medidas de seguridad adicionales a las ya tomadas por toda la sociedad. Además, esta técnica fue certificada por el Instituto de Salud Pública y los resultados son enviados a la base de datos del Ministerio de Salud.

El director del proyecto, médico veterinario, epidemiólogo, académico y director del Laboratorio de Ecología de Enfermedades de la UACh, Dr. Claudio Verdugo, destacó, “Lo que hemos visto luego de un año de trabajo con testeos masivos en distintas instituciones y empresas, que no pueden parar por sus diferentes actividades presenciales, es que el testeo sigue siendo una herramienta importante que entrega seguridad a los trabajadores, sus familias y a la comunidad en general. Permitiendo de esta forma retomar las actividades presenciales de manera segura. Un retorno en confianza en donde las personas puedan estar tranquilas sabiendo que están en un entorno seguro donde no se van a generar focos de infección en el ambiente laboral”.

Sobre el trabajo con el Gobierno Regional, el Dr. Verdugo, recalcó que, “desde un principio se implementaron una serie de fondos que fueron destinados a que la ciencia y la academia puedan entregar soluciones rápidas y con gran nivel de osadía, para poder llegar a la gente lo más rápido posible. En nuestro caso creemos que el proyecto FIC-R ha sido todo un éxito. Con un fondo de competitividad e innovación regional, logramos instalar programas de vigilancia epidemiológica en distintos escenarios. Con empresas e instituciones que tienen diferentes funciones dentro de la sociedad. Eso hace que la implementación de este tipo de programas sea sumamente flexible y sirva en diferentes contextos en los cuales puede aplicarse”.

Para Carlos Gómez, jefe del departamento de prevención de riesgo de ASENAV, “el proyecto ha sido muy importante porque nos permitió hacer un control sobre el COVID-19 dentro de la empresa. Nos permitió operar mientras nos manteníamos trabajando de modo presencial sin tener focos de contagio. Nos dio la posibilidad de ajustar el programa a nuestra organización, fue fácil de entender por las personas, integrándose muy bien dentro de los protocolos, haciendo que para la empresa los costos de tiempo con ésta aplicación fueran muy bajos”.

Por su parte, Delia Ortiz, jefa del departamento de recursos Humanos de Pacel, recalcó que “el programa VIGIAcovid fue un gran aporte, fue muy importante para nosotros poder participar, ya que así pudimos tener mayor control y aseguramos que nuestros compañeros de trabajo estaban bien. Incluso pudimos detectar un caso positivo de forma temprana, lo que nos dio tiempo para reaccionar sin expandir el contagio, previniendo de forma eficaz. Para nosotros es una herramienta muy eficaz que se ajusta muy bien a los protocolos y requerimientos de la empresa”.

El Gobernador Regional, Luis Cuvertino Gómez manifestó, “nos alegra cuando financiamos iniciativas tan importantes como estas, que tienen que ver con hacer frente a la pandemia del COVID-19 y que nos permite hacer un trabajo preventivo, a través de esta innovación, para detectar si tenemos potenciales focos de contagio en empresas, tanto públicas, como privadas”.

El Dr. Verdugo, precisó que el principal producto, resultado de este proyecto, es una aplicación móvil con una plataforma informática que hace que la entrega de la información y los datos personales se crucen rápidamente con la muestra biológica, dando una mejor trazabilidad. Estamos tratando de acercar el uso del testeo y las pruebas diagnósticas a las personas, no que las personas tengan que ir a un centro asistencial o médico, sino que se haga en su trabajo. Para que la información esté de forma rápida y fácil para el usuario”.

Comparta en :

Noticias recientes