Nutrición y Dietética USS se suma a la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación

Llamado de la FAO a la “transformación de nuestros sistemas alimentarios”, que permitan velar por la seguridad alimentaria.

Son múltiples las acciones que pueden ayudar a mejorar las condiciones de seguridad alimentaria de la población, y en el Día Mundial de la Alimentación uno de los aspectos que destaca la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) son los cambios que podemos hacer en nuestra rutina diaria, que contribuyan a reducir la pérdida de alimentos.

Tal como señaló Pamela Fehrmann, directora de Nutrición y Dietética de la U. San Sebastián sede Valdivia, “las cifras son muy elevadas de acuerdo con los últimos reportes, según la FAO, casi tres mil millones de personas no tienen una alimentación saludable, y casi un tercio de la producción mundial de alimentos se desperdicia”.

“Es, por tanto, muy importante respetar y considerar medidas simples como, las cantidades o porciones de alimentos que consumimos, preparar raciones justas y conservar refrigerados aquellos alimentos que sobran”, recalcó.

Asimismo, la académica de la USS Valdivia, recalcó que otro punto en el que se hace énfasis es sobre aplicar conciencia durante el proceso de alimentación. “Y es justamente lo que debemos potenciar, desde la compra planificada de los alimentos, optimizarlos adecuadamente en la elaboración de las preparaciones, evitar las pérdidas excesivas en la manipulación de estos, así como también aprovechar la totalidad de ellos, en diferentes preparaciones”, sostuvo.

“Por otra parte, es importante considerar la adquisición de productos locales, revalorizando la producción regional y favoreciendo la oportunidad a nuestros propios productores, que hoy tienen una amplia gama de productos”, subrayó.

“Debemos potenciar la reincorporación de preparaciones tradicionales a nuestra alimentación diaria, que entregan variedad de alimentos, y que además poseen un excelente aporte nutritivo y que -lamentablemente- de a poco han sido reemplazados por alimentos más elaborados y procesados” agregó.

“Todas estas acciones contribuyen al llamado de este año, y que se destaca como fundamentales para generar un cambio a futuro, así como reducir la pérdida de alimentos, favoreciendo también un estado nutricional normal y una vida más saludable”, concluyó Fehrmann.

Nuevos laboratorios

Dado el contexto y necesidad de impulsar la investigación, desde el foco de la Nutrición y la Alimentación Saludable, la USS en Valdivia está conformando un equipo de investigadores, para quienes se implementan dos laboratorios, uno en Investigación en Análisis Químico de Alimentos y Compuestos Bioactivos; y otro de Investigación de Bioquímica Nutricional, el que se centrará en biología celular y molecular. El equipo, actualmente, está integrado por la Dra. Carolina Añazco, la Dra. Viviana Sandoval y la Dra. Luisa Quesada.

“La implementación de la sala de cultivo celular y el equipamiento de alto estándar en Biología Celular y Molecular, permitirán albergar estudios -por ejemplo- del impacto de distintas moléculas y compuestos bioactivos en el comportamiento celular. Esto fortalecerá las líneas de investigación que están iniciándose en la Universidad y futuros trabajos en el área”, dijo Berta Henríquez, directora del Departamento de Ciencias Básicas de la USS Valdivia.

Sedentarismo y obesidad

A nivel mundial la inactividad física es considerada como una pandemia, y los indicadores asociados para Chile no son los mejores, como el sedentarismo, que a nivel nacional alcanza 86,7%, según la Encuesta Nacional de Salud (ENS) 2016-2017.

En contraparte, la mal nutrición por exceso, que incluye personas con sobrepeso y obesidad, en primero básico llega a un 53,7% y en quinto básico al 64%. Ahora, si hablamos de obesidad, según el “Mapa de Obesidad en Chile”, uno de cada tres chilenos está en esta condición.

Comparta en :

Noticias recientes