La iniciativa fue presentada por la DIDECO de la Municipalidad de La Unión al Gobierno Regional y los recursos aprobados por el CORE

“Estrategia de prevención y control de enfermedades desde una relación de bienestar social y mental de las familias del sector Aldea Campesina y Caupolicán comuna de La Unión” se denomina el proyecto que la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO) de la Municipalidad presentó al Gobierno Regional y que fue aprobado en el Consejo Regional (CORE).

La iniciativa, que alcanza los $48 millones 949 mil pesos, tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de Aldea Campesina y Caupolicán, entregando apoyo social, psicológico y de salud física a los adultos mayores y personas en situación de discapacidad, a través de control básico de salud, control podológico y derivación a centros según corresponda; adicional a lo anterior, se realizarán actividades kinésicas y de esparcimiento en aguas termales.

De igual forma, se generarán estrategias de prevención, control de enfermedades y focos de infecciones, mediante la limpieza periódica de fosas y también se realizarán campañas educativas a la comunidad, a través de capacitación sobre la tenencia responsable y la esterilización de mascotas realizada por un profesional médico veterinario.

El alcalde de La Unión, Andrés Reinoso, agradeció la aprobación de recursos para este proyecto que favorecerá a mejorar la calidad de vida de estas familias. “Agradecer al Gobierno Regional en pleno por haber aprobado este proyecto en forma unánime; también agradecer a la DIDECO por presentar este proyecto que viene a paliar un poco la situación actual que tienen nuestros vecinos y vecinas de Caupolicán Alto y Aldea Campesina ante la quiebra de la empresa”.

Reinoso explicó que “estos 49 millones van a ser utilizados en un camión y en varios servicios más para prestar ayuda a los vecinos y vecinas de los sectores afectados, así que se agradece porque estos recursos van a suplir una necesidad que hoy tenemos con nuestros vecinos en diferentes índoles”.

Por su parte, el consejero regional Armando Quezada, quien apoyó la iniciativa, dijo que “con este proyecto se beneficia a 182 personas, dentro de las cuales hay adultos, adultos mayores, niños y niñas, jóvenes y personas en situación de discapacidad”.

El Core Quezada agregó que “este es un proyecto integral, ya que contarán con psicólogo, profesor de educación física, podólogo, veterinario. Y con esto esperamos que las personas de Aldea Campesina y Caupolicán, que lo han pasado tan mal en la comuna de La Unión por el trabajo que no se ha terminado de alcantarillado, ahora sientan una mejora en su vida”.

Problemática sanitaria

Los inconvenientes por las aguas servidas en Aldea Campesina y Caupolicán Alto de La Unión, son producto de los trabajos inconclusos de la empresa García Gross que se declaró en quiebra; convirtiéndose en una molestia y amenazando la salud física y mental de los habitantes del sector.

En ese contexto, el edil de La Unión, dijo que “un tema es el mal olor, pero también hay otras variantes; por ejemplo, los vecinos que son adultos mayores han tenido que estar encerrados en sus casas, las familias no pueden abrir las ventanas. Entonces, el estrés que esto ha causado en el tiempo que no ha podido haber una solución, ya que la situación es bastante grave por el mal trabajo que ejecutó esta empresa. Los profesionales de este proyecto vienen a ayudar en eso a todos nuestros vecinos del sector y esperemos que, aunque esta es una medida que dará una solución parcial, los ayude a mejorar sus vidas hasta que logremos la solución definitiva que estamos trabajando con Essal”.

El jefe comunal concluyó “agradecemos a Essal y Colun, porque hay un camión permanente trabajando en eso a costo cero para el municipio, porque no contábamos con recursos. Por tanto, estos recursos para ejecutar el proyecto vienen a apoyar estas gestiones”.