Corte de Valdivia ordena prisión preventiva de imputado por secuestro y homicidio

La Corte de Apelaciones de Valdivia ordenó la medida cautelar de prisión preventiva de Javier Alejandro Painepe Curipán, imputado por el Ministerio Público como autor del delito consumado de secuestro con homicidio calificado. Ilícito perpetrado en mayo recién pasado, en la ruta Liquiñe Neltume.

En fallo unánime (causa rol 624-2021), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Mario Julio Kompatzki, Samuel Muñoz y la fiscal judicial María Heliana del Río revocó la resolución de cambio de cautelar de fecha 10 de septiembre, dictada por el Juzgado de Letras y Garantía de Panguipulli, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad.

“Atendido el mérito de los antecedentes, lo expuesto por los intervinientes y dándose los presupuestos del artículo 140 del Código Procesal Penal, se REVOCA la resolución apelada de diez de septiembre de dos mil veintiuno y, en su lugar, se decreta la prisión preventiva del imputado por constituir su libertad un peligro para la seguridad de la sociedad”, consigna el fallo.

Según el ente persecutor, entre las 18 y 19 horas del viernes 7 de mayo de 2021, tras asistir a un funeral en el sector de río Hueico de la localidad de Liquiñe, la víctima, Jaime Fernando Reinahuel Cañulaf, se retiró del lugar junto a otros asistentes a bordo de la camioneta de un conocido. Vehículo que fue interceptado a pocos metros del cementerio por el automóvil en que se movilizaba Javier Alejandro Painepe Curipán junto a su hermano Alexis Ariel Painepe Curipán, coimputado en la causa, quienes mediante amenazas hicieron descender a Reinahuel Cañulaf e intimidaron al conductor y demás ocupantes de la camioneta, instándolos a alejarse del lugar.

Luego, los imputados llevaron a la víctima hasta el auto en que se movilizaban, lo golpearon con elemento contundente, lo introdujeron en el maletero y trasladaron hasta el kilómetro 4.100 de la Ruta T-29, que une Liquiñe con Neltume. En dicho lugar, Alos hermanos Painepe Curipán sacaron a Reinahuel Cañulaf del maletero, lo arrastraron hasta una zona de árboles y arbustos, donde volvieron a golpearlo duramente, para finalmente rociar su cuerpo y ropa con un líquido acelerante y prenderle fuego. Agresión que habría estado motivada por una supuesta denuncia que la víctima habría hecho previamente en contra de los hermanos.

Comparta en :

Noticias recientes