El Fiscal de turno de Río Bueno instruyó la libertad del detenido, quien fue entregado a su madre, quedando en espera de una citación.

Los hechos ocurrieron este domingo recién pasado, a eso de las 03:30 de la madrugada, momento en que un sujeto de 17 años ingresó a la fuerza  hasta una frutería ubicada en la comuna de Río Bueno, lugar donde tras cortar los candados sustrae dos cajas registradoras con 400 mil pesos en su interior, cada una.

Tras el análisis de las cámaras de seguridad, detectives lograron individualizar al imputado, siendo este un menor de edad, que tras el registro de su inmueble autorizado por la madre, se logró encontrar el teléfono celular que habría sustraído en el robo. Posteriormente, y tras el registro de la periferia del inmueble del imputado, se encontraron las dos cajas registradoras sustraídas.

Al efectuarse la detención del menor de 17 años, se logró también la incautación de un total de 67 mil pesos en dinero en efectivo (billetes y monedas), efectuándose también la fijación fotográfica de las vestimentas que utilizaba el imputado al momento de cometer el delito.

Los detectives tomaron contacto con el Fiscal de turno de Río Bueno, a quien se le explicó los antecedentes del caso, instruyendo la libertad del detenido, quien fue  entregado a su madre, a la espera de citación.