Su preocupación expresó el senador Alfonso De Urresti por los trabajadores y gendarmes del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Río Bueno.

El senador por la región de Los Ríos, Alfonso De Urresti, solicitó reabrir el Centro de Cumplimiento Penitenciario en Río Bueno. Esto, por los trabajadores y gendarmes del reciento, quienes fueron trasladados el 2018, junto a los internos, al Complejo Penitenciario de Valdivia, mientras se realizaban reparaciones al recinto riobuenino y que piden volver a su destinación original.

El parlamentario señaló que «esta situación ha traído serias dificultades a los profesionales y gendarmes implicados, lo que se profundiza por el hecho de que el traslado fue planteado inicialmente por tan solo tres meses”.

De Urresti plantea que deben existir soluciones. “Gendarmes y trabajadores expresan que los trabajos ya están terminados, por lo que corresponde es devolver a la población penal y al personal. De esta manera, además cobra sentido la inversión económica que se ha realizado en el recinto de Río Bueno y se le da la posibilidad a los internos de estar con mayor cercanía con sus familias, lo que también colabora en su rehabilitación”, subrayó el senador.

Además, el parlamentario pidió en la Comisión de Constitución del Senado se despachen oficios para consultar sobre esta situación al Ministerio de Justicia y Gendarmería. En la ocasión expresó que “no hay razón para que mantenga cerrada esta unidad. Aquí no hay razones técnicas y además se afecta la ley de responsabilidad adolescente, ya que esta es el único recinto en la región habilitado para atender menores”.