El grupo que suscribió las ideas, integrado por destacados profesionales de las ciencias sociales, hizo un llamado a adherirse al decálogo.

Un grupo de aproximadamente 170 regionalistas se ha adherido a un compilado de diez ideas a favor de un Estado regional para nuestro país, con el objetivo de otorgar mayor poder y determinación a los diversos territorios que conforman Chile.

El decálogo es suscrito por académicos, académicas y profesionales de diversas áreas de las ciencias sociales, con experiencia en los mundos político, académico, público y privado, entre los que destacan la rectora de la Universidad de Aysén, Natacha Pino; el exrector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete; el director del Centro de Estudios Regionales de la UACh, Egon Montecinos; la reconocida académica internacionalista Paulina Astroza, el líder regionalista Diego Benavente y Osvaldo Henríquez; y los recién electos convencionales constituyentes Claudio Gómez, Helmuth Martínez, Andrés Cruz y Tammy Pustilnick.

Ideas

Los planteamientos de los profesionales buscan frenar las limitaciones constitucionales que han ralentizado los avances de la descentralización en nuestro país, sobre conceptos que han vuelto a la palestra pública en medio del proceso de redacción de la nueva Constitución.

A nivel global, las ideas son las siguientes:

  • Un Estado regional, unitario descentralizado, con autonomía de sus entidades territoriales.
  • Gobiernos y no administraciones: Gobierno regional y Gobierno local.
  • Desarrollo territorial justo y equilibrado.
  • Competencias esenciales del Estado regional.
  • Fortalecimiento de la participación ciudadana vinculante en el territorio y de la sociedad política territorial.
  • Autonomía y nuevo trato fiscal.
  • Autonomía en los asuntos propios.
  • Regiones plurinacionales.
  • Nueva institucionalidad para la descentralización.
  • Desterrar el centralismo constitucional.

Los regionalistas hicieron un llamado a adherirse a su planteamiento en el siguiente formulario de inscripción, en el cual pueden conocer quiénes suscriben el decálogo y el detalle de cada idea.