| Iván Flores

S i lo hubiese dicho hace algunos años atrás probablemente habría sido inoficioso e incomprendido, pero a una década de haberse iniciado con notoriedad el cambio climático y con un ciclo que marca las dos estacionalidades extremas de manera mucho más aguda, como es un invierno con concentraciones de agua que generan daño y por otro lado con una temporada seca cada vez más extensa, lo que empieza a ocurrir en nuestra región en la que siempre abundó el agua y donde más bien el esfuerzo iba destinado a los drenajes de los suelos agrícolas o de las ciudades, hoy día esta situación se invierte y se convierte en un nuevo imperativo el tener que asegurar el suministro de agua potable para la población y también con fines productivos.

   

Por Iván Flores García
Diputado

En este contexto, es importante recordar que la primera prioridad en el aseguramiento de agua es para consumo humano, la segunda es para la bebida de animales domésticos y de crianza que son parte importante de la economía regional y la tercera es para otros fines económicos y ambientales. Sin duda que un factor importante estará siempre ligado a lo que implica el aseguramiento de los caudales ecológicos, ya que no solo por un deber ético sino que más bien por cuestiones de supervivencia, se debe asegurar el agua para la propia subsistencia de otras especies animales o vegetales que comparten con los seres humanos la misma casa común. Por ello, nunca debemos perder de vista los “servicios ecosistémicos” de todas las especies vivas actuando en sinergia y delicado equilibrio.

Así las cosas, es absolutamente necesario de entender la relevancia de instituciones que deben ser fortalecidas no solamente en el presupuesto, sino que, en la capacidad de investigar, asesorar, formular proyectos, fiscalizar y acompañar a las comunidades humanas, productivas o ambientales, son las dependientes del MOP, como la DOH y DGA, así como y también el Ministerio de Salud para verificar calidad del suministro de este vital elemento.

Como presidente de la Comisión de Obras Públicas, Transportes y Telecomunicaciones, estoy empeñado en la captación de recursos financieros para la implementación de nuevos proyectos de Agua Potable en la región, además de asegurar los derechos de agua que sustentan el suministro en cada servicio y organización social.

Esta es una tarea prioritaria para seguir enfrentando temporadas cada vez más secas y más largas, donde una parte importante de nuestra población se queda sin este vital elemento para la vida.