La alcaldesa electa de Valdivia, Carla Amtmann, suscribió un documento junto a otros 18 ediles, rechazando las presiones del ministro de Educación, Raúl Figueroa.

En medio de la pandemia, el retorno a clases ha sido una de las temáticas que ha despertado mayor controversia, con el afán del Gobierno en que los alumnos retornen a clases presenciales, y la negativa de los padres y apoderados que ven cómo aún no están las condiciones dadas para este escenario.

Al respecto, Amtmann indicó que: «un asunto relacionado con la salud de los niños tiene que ser decidido en conjunto con la comunidad educativa y médica de la comuna, tomando en cuenta la realidad comunal y el nivel de contagios”, aseguró.

En este sentido, la alcaldesa recién electa de Valdivia rechaza categóricamente las presiones del ministro Figueroa. “No podemos aceptar que se use la subvención escolar como presión política. Tenemos que escuchar a la gente y ver cada realidad. Actualmente, tenemos una ocupación de camas críticas muy alta, además los casos de PIMS están aumentando a nivel nacional”.

No obstante, la lideresa valdiviana se comprometió a trabajar para implementar todas las medidas necesarias para que los colegios públicos de la capital regional estén en condiciones de recibir a los alumnos. “Queremos que los niños y niñas vuelvan a clases, pero en las condiciones que corresponden, lo que implica preparar la infraestructura educacional que hoy no está a la altura”, agregó Amtmann.

El documento fue firmado por 19 alcaldes del país, incluido Daniel Jadue de Recoleta, Jorge Sharp de Valparaíso, Macarena Ripamonti, alcaldesa electa de Viña del Mar y Tomás Vodanovic de Maipú, entre otros.