La iniciativa fue desarrollada por la ONG Simbiosis y consistió en creaciones literarias, artes plásticas y edición gráfica, que fueron plasmadas en el texto, llamado “Ventana hacia la calle”.

Con el objetivo de impulsar el desarrollo cultural de los internos y aliviar su salud mental, se llevó a cabo el proyecto AcercARTE, que se inició en octubre del año pasado. La iniciativa fue ejecutada por la ONG Simbiosis con internos de la cárcel pública, que están en proceso de reinserción social. Esta semana se dio por finalizada la iniciativa con la entrega de los textos a los participantes del proyecto.

“Mediante el arte queremos que los participantes expresen todo lo que llevan dentro. Nuestra intención es que, a través del libro, la gente sepa cómo sienten y piensan las personas que están en procesos de reinserción. Por eso, creo que estamos aportando un grano de arena en esta labor tan importante”, comentó Sergio Pedemonte, coordinador del proyecto.

Fueron 11 internos los que terminaron el proceso de creación, tanto hombres como mujeres, de distintas edades. “Muchas veces se estigmatiza y no se nos da la oportunidad de reinsertarnos, pero acá tuvimos un trabajo agradable, que nos sirvió para matar el tiempo. Por eso, agradezco a los responsables del proyecto por la paciencia para sacar adelante nuestras obras”, señaló Francisco Romero, uno de los participantes.

“Aquí aprendí a trabajar en greda y mándala. Con este proyecto pude sacar mis sentimientos, porque aquí nos sentimos solos y realizar estas obras me sirvió para despejarme de los problemas que una vive,” agregó Marcela Montoya, otras de las internas que fue parte del proyecto.

AcercaARTE fue financiado por el Fondo Nacional Desarrollo Regional (FNDR) en el área de las iniciativas culturales. La idea del proyecto es que las creaciones, estampadas en pendones, pueda ser itinerantes y más gente conozca las obras de quienes quieren reinsertarse en la sociedad.