Desde la Mesa ciudadana por un río San Pedro sin represas, Fundación Plantae y académicos de la Universidad Austral, aseguran que siguen trabajando para reafirmar que la represa de Colbún es un proyecto inviable y que pone en peligro a la vida de la población.

Los sismos que han ocurrido en las últimas semanas, sobre todo el ocurrido en Panguipulli, nos hace recordar lo vulnerable que somos ante los fenómenos naturales.

A pesar de la pequeña magnitud del sismo ocurrido en la comuna de Panguipulli, este sí causó un deslizamiento de tierra importante en el sector cercano al origen del temblor, en el sector de Neltume.

Cristian Araya, Geógrafo UC, especialista en las remociones en masa (deslizamientos de tierra) del río San Pedro, menciona que es necesario que proyectos que se pretendan instalar en el río San Pedro, consideren que la falla Liquiñe Ofqui, falla geológica que es la responsable del sismo ocurrido, sí podría causar sismos de mayor intensidad y que sí podrían llegar a afectar el valle del río San Pedro, debido a la cercanía que éste tiene con la falla, generando remociones en masa como anteriormente ha ocurrido en la historia.

«Es importante señalar que no existe suficiente evidencia científica que indique terremotos corticales o generados en la zona de falla de Liquiñe Ofqui, no genere terremotos de mayor magnitud que afecten consecuentemente a la zona del río San Pedro», señaló el experto.

Por otra parte, Fernanda Ochoa, Geofísica de la Universidad de Concepción y parte de la “Mesa ciudadana por un rio San Pedro sin represas” indica que el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la empresa Colbún para construir la represa en el río San Pedro – Calle Calle, contrario a los argumentos técnicos, descarta la posibilidad que esta falla genere un sismo que afecte al valle del río San Pedro.

«Como Mesa ciudadana por un río San Pedro sin represas, en conjunto con Fundación Plantae desde la ciudad de Valdivia y académicos de la Universidad Austral seguimos trabajando para poder ir reafirmando argumentos sólidos que nos sirvan para decir una vez más que la represa de Colbún es un proyecto inviable y que pone en peligro a la vida de la población», aseguró Ochoa.

Además, comunica que el SEA, debido a la contingencia sanitaria, nuevamente a suspendido la evaluación del proyecto, la cual debiese reanudarse el día 19 de marzo. En esta fecha se debe generar un nuevo proceso de participación ciudadana al cual invita a todos y todas a participar.