El denunciante habría recibido golpes de pies y puños durante detención a la cual no opuso resistencia.

Una denuncia por maltrato y lesiones contra Carabineros de Río Bueno, interpuso la noche de este sábado ante la PDI de La Unión, Rodrigo Leonel Barrientos Leal, con domicilio en el sector Piedra Mesa de Lago Ranco, debido a los golpes y lesiones que sufrió al ser detenido en el sector de Cachillahue, comuna de Río Bueno, en la ruta que une a esta ciudad con la comuna lacustre donde tiene su domicilio.

Según el relato del denunciante, a eso de las 21:30 horas del viernes, pasó a chocar espejo con espejo a otro vehículo estacionado, y por ser un «un topón menor no le di importancia», indica Barrientos, por lo que siguió su camino hacia Lago Ranco, siendo después seguido por Carabineros y el automóvil que finalmente resultó ser propiedad de un carabinero que estaba de civil.

«A la altura de Cachillahue nos interceptó otra patrulla, que eran los Carabineros de Cayurruca, por lo cual nos detuvimos. Yo andaba con otros dos acompañantes, a los cuales les dijeron que se fueran», relata Rodrigo Barrientos.

Pero cuando los acompañantes del denunciante se fueron, la situación cambió. «Cuando ellos se fueron me comenzaron a agredir en el mismo lugar. Me pegaron esposado, me pegaron como 3 golpes de puño, el mismo carabinero de civil con el cual tuve el percance, recibí golpes en el ojo, la cabeza y una patada en la espalda, por lo que caí de rodillas en el pavimento y producto de ello se me apretaron las esposas y hoy hay tres dedos de mis manos que no siento», aseveró Barrientos.

El denunciante reconoce que él con sus amigos habían tomado algunas cervezas y que legalmente su detención está en lo correcto, pero que eso no amerita que haya recibido una golpiza ilegal porque -según señala- no se resistió al arresto.

También indica que cuando fue trasladado a la Cuarta Comisaría de Río Bueno, el carabinero de civil lo insultó mentándole la madre por haberle pasado a golpear el espejo, lo que considera un abuso excesivo por parte de la policía uniformada.

La noche de este sábado interpuso la denuncia ante la Policía de Investigaciones de La Unión, siendo derivado a constatar lesiones, presentando múltiples hematomas en el cuerpo y evidente daño en uno de sus ojos. Se le ordenó efectuarse radiografía en la mano izquierda, al tiempo que fue derivado al oftalmólogo para determinar el daño en su vista.

Durante la presente semana deberá presentarse en la Fiscalía para efectuar el reconocimiento de imágenes, acción a través de la cual deberá identificar a los autores de la agresión denunciada.