Foto de contexto | Puma
   

Luego de la muerte de una joven mujer producto del presunto ataque de un puma en la comuna de Corral, la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Rurales de Paillaco, solicitó medidas de prevención a las autoridades. 

Por medio de una carta dirigida a las organizaciones sociales y autoridades de la región de Los Ríos, la presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Rurales de Paillaco, Ximena Soto, manifestó que «sabemos que los pumas son animales endémicos y que estaban mucho antes que nosotros viviéramos en estas tierras, pero desde varios años, estos sectores de la cordillera de la costa han servido para la liberación de estos animales por parte del Servicio Agrícola y Ganadero, sin ningún control».

Además, enfatizó que «gran parte de nuestra población de los sectores rurales son adultos mayores, que viven en lugares retirados, con difícil acceso, los cuales viven de la pequeña agricultura y de la crianza de animales. Hoy la población ve con temor salir a realizar sus tareas domésticas diarias debido a este lamentable suceso. Muchos vecinos me han escrito por los daños que les ocasiona los ataques de pumas a sus animales domésticos, dejándolos sin su fuente de ingreso y alimentación».

En la misiva, enumeran una serie de peticiones en relación a la normativa que rige a las forestales, respecto de la distancia de las plantaciones con los deslindes de las propiedades de los vecinos, además, piden que como mínimo se establezca una franja de 50 metros con los afluentes de agua. 

Finalmente, solicitan la creación de una unidad especializada del SAG, que se haga cargo del control, seguimiento y liberación de animales peligrosos. Para esto, solicitan que los animales sean liberados con un sistema de rastreo satelital, televigilancia o por sistema de radio frecuencia.