Desde la asociación gremial, además, indicaron que el Poder Judicial tiene mismo grado de responsabilidad por permitir que delitos como este se produzcan con total impunidad.

Tras la muerte del trabajador Pedro Cabrera en Collipulli, la Multigremial Nacional sindicó al Gobierno y al Congreso como los responsables, agregando que “ambos poderes del Estado se merecen una acusación constitucional”.

Asimismo, junto con lamentar los hechos, desde la Multigremial apuntaron al Poder Judicial por la responsabilidad que le cabe por permitir que delitos graves y violentos queden en absoluta impunidad.

«Estamos en estado de alerta, mañana nos reuniremos con los dirigentes de todo el país para determinar las próximas acciones. Lo cierto es que ya no sirven más querellas, no sirve lamentar los hechos, no permitiremos que sigan matando gente inocente. Es una vergüenza para Chile que el Gobierno no actúe en serio, y peor aún es que un sector del Parlamento no condene estos actos y que, por el contrario, los proteja”, explicaron desde la multigremial.

Finalmente, desde la organización señalaron que “la cobardía del Gobierno y el Parlamento mataron a este trabajador inocente, dejando una familia con niños destruida”.