Esta semana se inició el tercer pago automático relacionado a este beneficio estatal.

Esta semana comenzó el tercer pago automático del Ingreso Familiar de Emergencia, medida impulsada por el Gobierno para apoyar a los hogares más afectados durante la pandemia. En Los Ríos, con este nuevo aporte, los hogares beneficiarios totalizan los 65 mil 189, más del doble de los que recibieron el primer pago del IFE en mayo.

El intendente de Los Ríos, César Asenjo, señaló que “estamos orgullosos de haber ampliado el Ingreso Familiar de Emergencia de 32 mil a 65 mil familias de nuestra región, y que ya están recibiendo su tercer pago de este ingreso, permitiendo tener un beneficio directo, que sabemos que ha sido de gran ayuda a miles de personas que han sido afectadas en sus ingresos durante esta pandemia”.

La seremi de Desarrollo Social y Familia, Ann Hunter, afirmó que “desde el inicio de la pandemia, como Gobierno hemos respondido con sentido de urgencia a las necesidades de la ciudadanía, porque sabemos que son tiempos complejos para miles de hogares vulnerables, pero también de clase media, que han tenido que enfrentar meses difíciles debido a la caída de sus ingresos por la pérdida de su fuente laboral».

“Este tercer pago contribuye de manera importante a las familias que vienen hace meses decayendo en sus ingresos, hoy 65 mil hogares de nuestra región han recibido este apoyo y esperamos en el mes de agosto incorporar a más hogares, porque lo fundamental para nuestro Gobierno es que el beneficio llegue a las familias que más lo necesitan”, agregó la seremi Ann Hunter.

ACCESO MÁS SIMPLE Y EXPEDITO

La seremi Ann Hunter destacó, además, la aprobación en el Congreso del Proyecto de Ley que simplifica los mecanismos de acceso al Ingreso Familiar de Emergencia. “Esta iniciativa impulsada por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia nos permitirá llegar a más hogares que están viviendo momentos de angustia y que necesitan de este apoyo”, señaló.

La autoridad explicó que con la aprobación del Proyecto de Ley se incorporan dos cambios al IFE. Se elimina el requisito de vulnerabilidad socioeconómica, de forma que sólo se deberá tener Registro Social de Hogares y cumplir con el requisito de tener ingresos formales por debajo del umbral que establece la ley para postular. Y se simplifica la manera de acreditar los ingresos formales de los hogares que soliciten y apelen, considerando sólo la información declarada por las familias para definir la entrega del beneficio.

Además, durante la tramitación legislativa, se sumaron nuevos grupos de beneficiarios: los hogares con presencia de al menos un adulto mayor con Pensión Básica Solidaria de Vejez desde 65 años y aquellos pensionados que, viviendo en un hogar que no cumple con los requisitos de ingreso del IFE, que cuenta con RSH y recibe un APS (Aporte Previsional Solidario) de vejez o invalidez, siempre que su pensión final sea igual o inferior a una Pensión Básica Solidaria del mismo tramo de edad.