Mañana miércoles 15 de julio, el proyecto será votado para su aprobación y despacho al Senado, donde necesita del voto conforme de las tres quintas partes de los diputados en ejercicio.

Con acusaciones de terror por ambas partes, la Cámara de Diputados inició la discusión particular del bullado proyecto de retiro del 10% de los fondos de las AFP, para paliar los efectos sociales de la crisis del Coronavirus.

El diputado independiente Raúl Soto, fue el primero que habló de la campaña del terror por parte del gobierno para rechazar la medida.

Luego, la diputada de Renovación Nacional (RN) Catalina del Real esgrimió el mismo argumento, haciendo alusión a las amenazas de “funas” que solicitó Pamela Jiles, para los congresistas que se opusieran a la medida, y la amenaza de muerte que sufrió un parlamentario, refiriéndose al caso de su colega (RN), Diego Schalper.

Otro tema que se sacó a colación en la discusión, por parte de los adherentes al retiro de los fondos, fue la propuesta de los llamados “Multimillonarios para la Humanidad”, que representan a 83 grandes fortunas de todo el mundo, que piden que se les aumenten los impuestos para paliar los efectos económicos de la pandemia.

En la discusión también participaron los representantes locales, Marcos Ilabaca (Partido Socialista) e Iván Flores (Democracia Cristiana), quienes aseguraron que respaldarán nuevamente la iniciativa.

Disidentes de derecha

El diputado Miguel Mellado (RN), que fue uno de los 13 parlamentarios oficialistas que aprobaron el proyecto, señaló sus discrepancias sobre la redacción de dos artículos, poniendo en vilo su votación. Mientras la diputada, también RN, Aracely Leuquen, pese a manifestar su lealtad con el gobierno, anunció su voto favorable.

Nueva propuesta de ayuda a la clase media

En medio del debate sostenido en Valparaíso, desde el Palacio de La Moneda se anunciaron nuevas medidas de apoyo para la clase media, lo que busca revertir el voto de los parlamentarios disidentes del oficialismo, que el miércoles pasado le dieron el quórum necesario a la oposición.

Mañana se verá si el anuncio del gobierno y las presiones dieron efecto.