Diputado Iván Flores | Archivo

H ace 4 años, en junio de 2016, dije que iba a defender a los hinchas y Club Deportes Valdivia. Algunos no creyeron y hubo temores; porque ¿cómo un club de región iba a enfrentarse con un “monstruo” tan grande como la ANFP? A pesar de todo fuimos a Santiago con un grupo de hinchas y directivos del Club a denunciar el caso ante el Ministerio de Justicia. Sabíamos que había un abuso de posición dominante y barrera de entrada en el cobro abusivo e impedir lo que todo deportista aspira: ganar y ascender.

 

Por Iván Flores García
Diputado de la República

Los jugadores de los clubes de regiones sueñan con jugar en el Fútbol Profesional de Primera División, pero cuando ese club lucha con garra y pasión para subir a ese nivel, la ANFP le corta las alas echando por tierra todas sus aspiraciones y esfuerzos; ¿la razón?… los señores dueños de los Clubes de Primera División decidieron cobrar una cantidad exorbitante de dinero como peaje de entrada, lo que es un hecho injusto y además antideportivo.

Parece una paradoja que en la “meta” a la que todos los clubes quieren llegar no se viva un ambiente puramente deportivo, sino más bien, sea un negocio con cobros y prácticas indebidas. Por ello, además fuimos a la Fiscalía Nacional Económica, donde la verdad, en un principio no se nos tomó en cuenta, pero no aflojamos, seguimos la pelea y logramos que la FNE presentara demanda ante el TLC. Tras 4 años, ha sido este Tribunal de Libre Competencia, quien finalmente condenó a la ANFP por cobros indebidos y abuso al impedir mañosamente que nuevos clubes asciendan sólo por sus méritos

El resultado TLC es un tremendo espaldarazo a los clubes de regiones que lo único que buscan es una buena y justa práctica deportiva para seguir cosechando triunfos. Por supuesto que tampoco aflojaré para seguir ayudando a Deportes Valdivia en la búsqueda de justicia y que devuelvan la plata que se pagó. ¡Esta vez, la ANFP no se saldrá con la suya!