Director del Servicio de Salud, Victor Hugo Jaramillo, se defendió de las graves acusaciones hechas por el consejero regional Luis Armando Quezada, quien instaló una gigantografía en el sector Corvi de La Unión llamándolo «mentiroso». 

La polémica se arrastra por varias semanas, y tiene su origen en un compromiso que habría asumido el director Jaramillo, relativo a instalar un scanner en el hospital de la comuna de La Unión, situación que Quezada ha criticado permanentemente, dado que no se estaría cumpliendo dicho acuerdo.  

Luego que el consejero regional unionino instalara la polémica gigantografía en el acceso a la comuna, el directivo de Salud salió al paso de las graves imputaciones señalando en un comunicado que “lo que ha realizado el consejero Quezada es un delito. Me encuentro muy extrañado con su actuar, dado que en este tiempo he presentado en varias ocasiones los proyectos ante el Consejo Regional, con la finalidad de obtener recursos para mejorar la salud de la Región de Los Ríos, con excelentes resultados, con mucha colaboración de parte del Gobierno Regional, quienes han visto la real necesidad de inyectar fondos a la salud regional, y complementar los provenientes del Ministerio de Salud, ya sea para mejorar la infraestructura o para la compra de equipamiento”.

“En cuanto al Hospital de La Unión hemos elaborado un gran proyecto de mitigación, para mejorar los espacios del actual establecimiento, mientras se construye el nuevo. Dicho proyecto de mitigación está estructurado en tres etapas, la primera que incluye la construcción de un Centro Adosado de Especialidades (CAE) el cual está proyectado para este año; mientras que la segunda etapa considera otras dos iniciativas, a ejecutar durante el año 2021. La primera iniciativa, de la segunda etapa, corresponde a un Proyecto de Conservación de Infraestructura del primer piso del actual recinto, lo cual se realizará con recursos del MINSAL, y el segundo proyecto de la segunda etapa considera un scanner o TAC, que sería en virtud de adelantar la Inversión que viene contenida en el nuevo Hospital, que debería constituirse en un gran aporte para la comunidad de la Provincia del Ranco. Para el scanner también hemos solicitado apoyo económico al Gobierno Regional, añade. 

Respecto al scanner, Jaramillo explica que «es necesario cambiar la categoría o tipificación del actual Hospital de La Unión, cuyo proceso se debe realizar ante la Subsecretaría de Redes Asistenciales, pasando de un recinto de Baja Complejidad (Tipo 4), a uno de Mediana Complejidad (Tipo 3), para así cumplir con la normativa técnica y clínica vigente. El Servicio de Salud Valdivia se encuentra en proceso administrativo de justificar el cambio a mayor complejidad del Hospital, lo cual se ajusta a la planificación inicial y nos tiene muy conformes con la gestión realizada, porque da frutos del compromiso adquirido por esta administración con la salud pública regional y principalmente de la Provincia de El Ranco”.

«Por último, es preciso señalar que los proyectos elaborados por el Servicio de Salud Valdivia obedecen a una priorización con criterio clínico, en donde los usuarios se encuentran en todo momento en el foco del trabajo de la institución, sentir que es compartido por los consejeros regionales que han confiado en la gestión de esta administración y siendo muy consecuentes con ello, nos han invitado a una sesión extraordinaria para actualizar el estado de avance de los proyectos, lo cual tendrá ocasión durante los próximos días».

Durante la mañana de este miércoles, el director de Salud de Los Ríos, fue consultado por los medios respecto a este tema, mostrándose molesto por el daño a su imagen y reputación por parte del consejero, reiterando lo delicado de la situación, que cataloga como un delito.