El estudio denominado Monitoreo Nacional de Síntomas y Prácticas COVID-19 en Chile (MOVID-19) es un esfuerzo colaborativo entre la Universidad de Chile, el Colegio Médico de Chile y otras instituciones académicas tales como la Universidad Diego Portales, la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad San Sebastián y la Universidad Central.

El instrumento de medición contó con la participación de 39.885 personas de 321 comunas del país y trabajó con cifras hasta el 24 de mayo.

El sondeo detalló que, de acuerdo con los datos de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi), la ocupación UCI llega al 86% a nivel nacional y a 97% en la región Metropolitana.

En cuanto a la proyección del peak de contagios en Chile, este se alcanzaría el 8 de junio con 7 mil casos diarios.

El estudio, disponible en la página web del Colegio Médico, afirma que “la carga UCI es desigual en el territorio, con gran concentración en la región Metropolitana, lo que provocará un problema de disponibilidad en las regiones que será difícil de manejar”.

La proyección en cuanto a la ocupación de camas críticas se establece que al 23 de junio estarán en la UCI entre 3.000 a 3.500 personas.

En ese sentido, Cristóbal Cuadrado, investigador de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, explicó que “la proyección se hizo a partir del actual nivel de contagios, que se mide por el número reproductivo efectivo, es decir, el número de casos que, en promedio, van a ser causados por una persona infectada durante el período de contagio”.