Agrupación Uniendo Voluntad La Unión | Fuente: Agrupación Uniendo Voluntad La Unión
 

El lema de este año es «No más Barreras» que busca propiciar el diagnóstico oportuno y la investigación científica.

El 15 de febrero es una fecha especial para Claudia Pizarro, es el día del verdadero amor porque para ella el Día Internacional Contra el Cáncer Infantil es eso, una conmemoración especial de amor hacia su hijo Bastián, quien el año 2018 fue diagnosticado con leucemia.

Lo mismo sienten Pablo Quijada y Cristina González, padres de Constanza, menor que el año pasado también pasó a formar parte de las cifras que indican que en Chile se notifican aproximadamente 500 casos de cáncer infantil al año. Y coincide con el sentimiento de Erwin Bolley y Andrea Maureira, padres de Valentina, quienes el 2014 también se enfrentaron a la prueba más difícil, como es la enfermedad grave de un hijo, donde la vida se paraliza y las fuerzas del amor son el principal sostén rearmar la vida familiar.

“Todo cambió, dejé todo de lado, esto es un cambio rotundo, pasamos a vivir en el hospital porque los niños no se pueden quedar solos y necesitan de nuestra compañía, de nuestros cuidados. Se ha avanzado algo con la Ley Sanna, pero sin duda que queda mucho por hacer, que haya más sensibilización y apoyo para todo el entorno familiar porque una enfermedad así que tiene un tratamiento tan largo, te cambia absolutamente todo”, dijo Claudia Pizarro. Ella día a día a compaña a su hijo Bastián de 15 años, quien está internado en el hospital Roberto del Río, en Santiago.

Para Pablo Quijada la enfermedad de su pequeña hija también significó un impacto. Constanza tenía 1 año y 5 meses cuando el 22 de enero del año pasado fue derivada de urgencia desde el hospital de La Unión al de Valdivia. Y dos días después se confirmó que tenía leucemia linfoblástica aguda, enfermedad que según el Ministerio de Salud, tiene la mayor incidencia dentro de los tipos de cáncer infantil (35%), seguido por llos que afectan al Sistema Nervioso Central (17%), linfomas (10%) y sarcomas (6%).

“Con mi señora debimos hacer turnos de dos días cada uno para organizarnos. También tenemos otra hija mayor de 10 años y debimos hacer estos intercambios para estar con nuestra hija Constanza. A ella le aplicaron 54 quimioterapias y una vez terminada la primera parte de su tratamiento le dieron el alta para retornar a La Unión y a mediados del 2019 se inició la segunda fase de mantención que va a durar aproximadamente hasta enero de 2012, son dos años todo este proceso”, contó Pablo. Además, destacó “el profesionalismo y entrega de todos los médicos, del equipo de funcionarios del Hospital Base, además de familiares, amistades, grupo de apoderadas que organizaron bingo, colegas trabajo; se hicieron completadas porque se entenderá que es una enfermedad donde hay que incurrir con muchos gastos y muchas veces el sueldo no da abasto, recurrir a completas, bingo, venta empanadas y sin fin actividades para recursos extras y sobre llevar tratamiento”.

Hospital Valdivia

Los padres de Valentina también se enfrentaron a este dolor. El año 2014, cuando la menor tenía 4 años, y por un examen de rutina, se detectó que algo no estaba bien. “ Mi hija en ningún momento tuvo síntomas de la enfermedad, sólo la detectamos por un examen anual de rutina, que es un hemograma completo”, recordó Erwin Bolley . Y agregó que tras la confirmación de la leucemia, “empezó nuestro calvario, Valentina empezó con sus quimioterapia que gracias a Dios las toleró muy bien y después unas quimioterapia en pastillas. Seguimos con el proceso de recuperación y pasó mucho tiempo hospitalizada, pero hay que destacar el servicio de oncología infantil de Valdivia, el profesionalismo y la empatía con los niños es tremendo, el apoyo incondicional que nos brinda a los padres en estos difíciles momentos. Todas esas personas las tens, las enfermeras, los doctores, personal de aseo son un grupo de personas con un tremendo compromiso con nuestros hijos, eso es impagable”, afirman estos padres que cuenta que “Valentina hoy día ya tiene 9 años. 

Agrupación Voluntad

Los padres de Constanza y Valentina, en este difícil proceso, tuvieron el apoyo de la Agrupación Uniendo Voluntad Unidos contra el Cáncer de La Unión. La médico asesora de esta entidad, Dra Tabina Márquez, manifestó que “dentro de los casos pediátricos con los que trabajamos actualmente, tenemos 7 pacientes, de los cuales la mayoría han presentado leucemias, tumores del sistema nervioso central, linfomas y otros. La mayoría de ellos están en remisión, otros en tratamiento y algunos ya en el proceso final del tratamiento”. Y agregó que “en el trascurso del año dentro de las actividades que realizamos con ellos son celebraciones infantiles alusivas a la pascua del conejo, día del niño y Navidad, donde entregamos, con ayuda de nuestros integrantes y cooperadores, una tarde entretenida y sobre todo de alegría a nuestros guerreros y sus familias”.

La profesional explicó que “se considera que el cáncer es de un origen multifactorial. En el caso del cáncer infantil se puede decir que el 5 a 15 % se pueden identificar factores genéticos predisponentes, menos del 5 al 10% tiene un factor ambiental y en la mayoría de los casos son de carácter desconocido. La prontitud en el diagnóstico y el inicio del tratamiento adecuado es uno de los factores de mejor pronóstico, permitiendo así un tratamiento con menos complicaciones. Además, en el ámbito psicoemocional del paciente y de la familia se recomienda poder actuar con diligencia y prontitud derivando lo antes posible al centro de salud hospitalario correspondiente”, señaló. Además, recomendó mantener los controles de salud los menores al día, lo cual se realiza en los centros de salud.

La organización “Uniendo voluntad La Unión, unidos contra el cáncer” fue fundada el 12 de mayo del 2014, esta agrupación brinda apoyo y bienestar emocional a los pacientes oncológicos de La Unión, Río Bueno, Lago Ranco y Futrono. Además se encuentra adherida a ACHAGO (Asociación Chilena de Agrupaciones Oncológicas) y participa activamente en la Ley del cáncer.