Foto de contexto | Fuente: MINEDUC Los Ríos
 

El documento permitirá evaluar y fortalecer la labor pedagógica de los profesionales del nivel inicial, con miras a mejorar los aprendizajes de los niños de 0 a 6 años de edad.

Orientar las prácticas pedagógicas que debe desarrollar cada educador de párvulos para fortalecer su ejercicio profesional, y generar las mejores oportunidades de aprendizaje para todos los niños de 0 a 6 años de edad, teniendo como fundamento principal las Bases Curriculares del nivel. Esto es lo que busca el Marco para la Buena Enseñanza en Educación Parvularia (MBE-EP), referente que tuvo su lanzamiento regional el jueves recién pasado en la comuna de Futrono.

Según expresó el seremi de Educación, Tomás Mandiola, éste es un hito histórico, porque viene a concretar un anhelo muy sentido de los educadores de párvulos. Hace tiempo que existe un marco para los niveles básico y medio, pero faltaba uno específico para el nivel inicial».

Junto con destacar que el documento forma parte de la política de infancia que impulsa el gobierno, la autoridad regional detalló que el MBE-EP «descansa en una estructura que consta de cuatro aspectos del proceso de enseñanza y aprendizaje: preparación de este proceso, creación de un ambiente propicio para el aprendizaje, enseñanza para el aprendizaje de todos los niños, y compromiso y desarrollo inicial».

A su vez, el alcalde de Futrono, Claudio Lavado, agradeció que el lanzamiento se efectuará en la comuna y señaló «que como municipio, desde el primer momento que asumimos la administración, hemos tenido el compromiso de mejorar los jardines VTF y su infraestructura, para que nuestros niños y niñas tengan las condiciones para recibir una educación de calidad. Y estamos seguros que con el Marco para la Buena Enseñanza, se va a mejorar notablemente los primeros años de vida de todos ellos».

Finalmente, Para la directora regional de Junji, Carolina Recabal, «el Marco para la Buena Enseñanza en Educación Parvularia es el resultado de un trabajo arduo que hemos realizado por visibilizar la importancia de la educación inicial. Ahora, con la implementación de este referente, existe una guía que orienta el desempeño de las profesionales del área y les entregará mejores herramientas para la reflexión y la práctica pedagógica, lo que traerá como consecuencia una mejor calidad educativa para las y los párvulos».