Estudia Administración Pública en la UACh    

También deben dinero a un comité de agua potable rural y a quienes otorgaban pensión a sus trabajadores.

Nuevamente la Constructora Carlos García Gross Ltda. hace noticia, y es que a los trabajos abandonados en Valdivia y al complejo caso de obreros que denunciaron sueldos impagos en La Unión, se suma la situación de trabajadores de Río Bueno, quienes también acusaron el no pago de remuneraciones y cotizaciones desde hace dos meses.

Las cerca de 46 personas que trabajaban en el proyecto de mejoramiento de la Ruta Crucero – Entre Lagos aún no reciben sus dineros correspondientes a los meses de septiembre y octubre, al mismo tiempo que las obras fueron completamente detenidas por falta de insumos.

La eventual quiebra de la empresa no solo afecta a sus extrabajadores, ya que desde el APR Champulli Esmeralda denuncian una deuda de $538.400 por concepto de agua potable, mientras que una persona acusó que se le adeudan $570.000 por el servicio de pensión de los obreros, situación que se replicaría en otras personas que también acogían en sus hogares a trabajadores de la constructora.

Tras recibir el llamado de los afectados, los concejales de Río Bueno Diego Flores y Javier Rosas, además del jefe de gabinete del diputado Marcos Ilabaca, se acercaron a ellos y comprometieron apoyo jurídico y gestiones ante el Ministerio de Obras Públicas, para aplicar las sanciones correspondientes a la empresa y lograr el pago de los dineros adeudados.