Estudia Administración Pública en la UACh    

Hace dos años, el hijo de Antonia Gatica, Joaquín (por aquel entonces de 11 meses de edad) sufrió una negligencia médica en el Hospital de Paillaco, mismo recinto asistencial que recientemente hizo experimentar al menor una nueva situación de este tipo.

De acuerdo al relato de la madre, el médico que atendió a su hijo minimizó los síntomas del niño y negó la posibilidad de trasladarlo al Hospital Base de Valdivia, por lo que acusó una vulneración de derechos y visibilizó la realidad de muchas comunas a lo largo del país: la falta de médicos especialistas que, en su caso, puedan atender a la población infantil.

Lo anterior fue motivo suficiente para que Antonia levante el movimiento ciudadano “Un Pediatra para Paillaco”, que hasta el momento ha tenido una buena acogida en algunas autoridades y gran parte de la población local, denunciando más casos similares ocurridos en el principal recinto asistencial de la comuna.

“Quiero que a las comunas lleguen médicos especialistas que traten las enfermedades de los niños, considero que no es posible que niños y niñas de comunas pequeñas sean atendidos por médicos generales, que muchas veces no son capaces de conocer las patologías que presentan. Es un tema de dignidad y de exigir que la salud de los pequeños sea tratada con un poco más de cuidado. Además, en Paillaco y como en otros hospitales, los laboratorios solo funcionan de lunes a viernes, y ese es otro tema que tratamos como movimiento, porque las emergencias no responden a días, horas, lugares o circunstancias específicas”.

Gatica agregó que los antecedentes ya fueron puestos a disposición de algunas autoridades, como el médico y diputado Patricio Rosas, “quien consideró que hay posibilidad de hacerse posible a través de un proyecto de ley en el Congreso”, y el concejal José Aravena, quien ha respaldado desde el primer minuto la iniciativa y ha puesto en conocimiento más situaciones de este tipo.

“Si bien le presenté la inquietud a la alcaldesa (Ramona Reyes) y no recibí su apoyo, hemos recibido la solidaridad de los propios usuarios del hospital y de un par de autoridades, de quienes confío en que se irán sumando poco a poco. (…) si actualmente estamos debatiendo temas como las 40 horas de la jornada laboral o las rebajas a las dietas parlamentarias, también es momento de hablar sobre la salud de los niños y niñas”.

Finalmente, Antonia Gatica señaló que tras hacer pública la situación e iniciar el movimiento ciudadano, una decena de familias la contactó para manifestar su apoyo y poner a disposición sus testimonios, para presentar sus casos y respaldar la causa “que esperamos consolidar en Paillaco, y que bien podría replicarse en todo el país”.