Ann Hunter, seremi de Gobierno | Archivo
     

Se trata de un conjunto de 30 medidas, entre proyectos de ley y normativas, que buscan reducir el costo de los remedios, asegurar el acceso a los bioequivalentes y garantizar su calidad.

Como un conjunto de medidas que buscan mejorar la calidad de vida de los chilenos, a través de una mayor disponibilidad de fármacos, menor costo y mayor calidad de éstos, calificó la seremi de Gobierno en Los Ríos, Ann Hunter, la Política Nacional de Medicamentos anunciada recientemente por el Gobierno.

Se trata de un paquete de 30 medidas concretas, entre las que hay proyectos de ley, la implementación de normativas que permitirán aumentar la disposición de medicamentos bioequivalentes certificados por el Instituto de Salud Pública (ISP), y nuevas normas que garantizarán el acceso a la población, como almacenes farmacéuticos donde no existen farmacias. También se considera el despacho a domicilio para quienes tengan dependencia severa.

«Desde que asumimos como Gobierno nos propusimos atender las necesidades más urgentes que aquejan a los chilenos, y sin duda el precio, y el acceso a los remedios es un gran problema. Según el Ministerio de Salud, un medicamento de marca puede costar hasta 10 veces más que uno genérico, y tienen el mismo efecto y la misma calidad. Frente a esto, nuestro Gobierno presentó esta política nacional que le restituirá la tranquilidad a las familias chilenas. Vamos a fiscalizar para que las farmacias siempre tengan alternativas y así podamos aliviar los bolsillos de todos los chilenos», manifestó Hunter.

La titular de la Segegob en Los Ríos recordó que cada vez hay más chilenos con enfermedades crónicas, las cuales una vez diagnosticadas, obligan a que las personas utilicen ciertos medicamentos de por vida. Se estima que estas enfermedades representan el 80% de los problemas de salud que aquejan a los chilenos. Además, la última Encuesta Nacional de Salud indicó que los adultos mayores consumen en promedio 5 medicamentos distintos por día.

«Los medicamentos son demasiado caros y esto debe terminar. Un estudio del Sernac demuestra que demasiadas farmacias no tienen disponibles los medicamentos bioequivalentes que la ley dice que debieran tener, además de otras malas prácticas. La actitud de nuestro «obierno y de los parlamentarios que están impulsando las leyes, es total y definitiva: no vamos a seguir permitiendo abusos en contra de los chilenos», añadió.

Agregó que «como Gobierno hemos detectado que hoy, cuando una persona va a una farmacia debe pagar por una caja de un medicamento de marca, aproximadamente 50 mil pesos; pero si compra el genérico del mismo producto, puede adquirir 29 cajas con el mismo dinero, lo que equivale a más de dos años de tratamiento. Tenemos que hacer todos los esfuerzos para que el remedio no sea peor que la enfermedad», completó la autoridad.

Finalmente, la vocera en Los Ríos invitó a los habitantes de la Región de Los Ríos a preferir, y exigir, medicamentos bioequivalentes. «Elegir medicamentos genéricos, con la marca amarilla, significa que va a tener el mismo efecto terapéutico en su salud, lo que está comprobado por el Instituto de Salud Pública (ISP), pero va a tener un efecto muy significativo en pagar menos por los medicamentos que usted necesita», aseguró.