Después de un accidentado proceso el Concejo Municipal de La Unión aprobó licitación para poner en marcha el ELEAM.

En julio de este año el Concejo Municipal de La Unión rechazó la licitación que hace mención de la concesión administrativa de provisión personal de un Establecimiento de Larga Estadía para Adultos Mayores (ELEAM). Luego de un proceso donde el oferente realizó una serie de reclamos a la Municipalidad de La Unión, esta reconsideró la licitación y la adjudicó.

En ese contexto, el alcalde de La Unión, Aldo Pinuer sostuvo en la reunión que «todos tenemos que concordar en políticas y en toma de decisiones concretas y reales para atender la necesidad de las personas mayores. Obviamente no comparto la crítica de la oposición, pero hemos trabajado fuertemente, y para eso también se ha incrementado el aporte al Departamento Social para ir en ayuda no solo en abarrotes, sino que en otros aspectos que atendemos como municipio, y para eso estamos».

El recinto ubicado en el sector de Santa Elisa beneficiaría a entre 15 y 20 adultos mayores de la comuna de La Unión, de los cuales algunos ya están elegidos. El concejal Saturnino Quezada señaló que «yo no estoy de acuerdo con esto, ya que los costos son demasiado altos para el municipio. Le aliviaremos la calidad de vida a 15 adultos mayores, y tenemos detrás como 100 ó 200 abuelos que están en situación de abandono, y otras 50 ó 100 personas postradas. Entonces es una necesidad que tiene la comuna mucho más amplia de esto. La municipalidad tiene que comprar catres clínicos y poder ayudar a gente que realmente lo necesita».

Por su parte, el concejal Matías Velásquez sostuvo que la comunidad debe estar tranquila porque el municipio está trabajando por las personas mayores, apoyando iniciativas del concejo municipal para fortalecer la política del adulto mayor, independiente del ELEAM.

Respecto a la votación, el edil indicó que «lo primero es oportuno votar a favor para que se genere debate, y, en segundo lugar, mantuve mi votación consecuente al primer proceso. En términos generales, este proceso deja una importante enseñanza para esta administración para ver que es necesario debatir con todos los profesionales correspondientes. Sugerí que procuremos que en el contrato que se va a hacer con la futura empresa, queden establecidos los protocolos, los derechos laborales de los trabajadores y eventualmente el municipio encabezar una serie de programas que fortalezcan el trabajo de los adultos mayores más allá de los 15 beneficiarios».

El concejal Felipe Cañoles, quien había votado en contra de la licitación en la ocasión anterior, agregó que «la problemática del adulto mayor no termina con este ELEAM, que no es un asilo de ancianos como la gente cree, ya que tiene ciertas limitaciones que requiere mucho dinero para tan pocos beneficiarios. Mi aprobación esta vez, estuvo sujeta a un trabajo que estamos haciendo con la oficina del adulto mayor, departamento social y departamento de salud para buscar estrategias que vayan en beneficio de los adultos mayores en todos los ámbitos. Lo primero que estamos haciendo es un diagnóstico para saber cuántos adultos tenemos, cuantos están enfermos, entre otros aspectos que serán la base para poder hacer ciertas implementaciones».

Finalmente, el concejal Andrés Reinoso puntualizó que esta iniciativa no tiene un fin político, y que los cuestionamientos giraban en torno a las personas que habían ejecutado este proyecto. «Se generó una comisión de entre 8 a 10 profesionales del municipio para que vean este proyecto y analicen que se le podía cambiar o agregar. Este proyecto esta bien elaborado así que hoy ya no quedaban argumentos en contra para no aprobarlo».