El Consejero UDI, Felipe Mena acusó falta de medidas adecuadas para enfrentar el aumento del flujo vehicular en el acceso norte a Valdivia con motivo de la temporada estival.

Desde octubre pasado los cortes en la vía aumentaron a cuatro por los trabajos de mejoramiento que desarrolla la empresa AZVI, los que se mantendrán hasta el término del proyecto, en una obra que sólo presenta un 50 % de avance, según el Ministerio de Obras Públicas.

Al respecto el consejero sostuvo que actualmente dicho ingreso, no reúne las condiciones necesarias para un aumento del tráfico vehicular que se avecina, con motivo de la llegada de la temporada estival.

“Se acerca el verano, por lo tanto va aumentar la cantidad de vehículos que llegan a la capital regional y el ingreso norte no está en condiciones para permitir un acceso expedito. Se ha trabajado en una vía alternativa que hoy la vemos en malas condiciones y los avances no son significativos como para pensar que estará listo en la temporada estival”, sostuvo Mena.

El Core advirtió que esta situación, además de las complicaciones ya existentes en Valdivia en materia vial, hacen prever un verano tortuoso. “Eso, sumado a la falta de contingencia en la conexión desde Valdivia hacia la costa, además de los problemas con los puentes, hacen pensar que será un verano tortuoso para los habitantes de la región y los turistas”.

En este contexto, Mena llamó al Ministerio de Obras Públicas a tomar las medidas necesarias y poner en marcha un plan efectivo para acortar los tiempos de espera y facilitar el acceso a Valdivia. “Llamamos al MOP a informar a la ciudadanía y trabajar en las medidas de mitigación para poder entregar en la temporada estival un buen servicio a los turistas y los ciudadanos”, enfatizó.

Poco avance

El consejero agregó que al recorrer la vía, tampoco se puede apreciar avances significativos, lo que supone un retraso en su término. “Se supone que las obras deben ser entregadas a mediados del próximo año, pero a simple vista se puede apreciar que se extenderán más allá de lo estipulado, lo que implicará seguir con las esperas y las constantes molestias de los usuarios”.

A juicio del Core, la alternativa de solución pasa por avanzar rápidamente en las obras de la cuesta Santa Elvira, buscando descongestionarla y de esta forma entregar seguridad a los conductores.
Según datos del MOP, la obra tiene fecha de entrega para agosto del 2016, pero la empresa ya estaría estudiando una ampliación al proyecto.