spot_img
spot_img
lunes, junio 17, 2024

¿Cómo ahorrar dinero en calefacción de manera eficiente?

Michael Silva Espinoza
Académico Escuela de Ingeniería, U.Central

Con la llegada de las bajas temperaturas, los hogares se convierten en refugios cálidos y acogedores. Sin embargo, también surge la preocupación por el aumento en los gastos asociados al consumo de energía para calefacción, como electricidad, gas, parafina o leña.

Por lo anterior, la eficiencia energética se convierte en una herramienta fundamental para ahorrar dinero sin comprometer nuestro confort. Para elegir adecuadamente la alternativa correcta, se debe tener presentes algunos puntos para disfrutar de un ambiente confortable mientras reducimos significativamente los costos asociados.

La primera clave es tener la temperatura adecuada. Cada grado adicional representa un aumento considerable en el consumo de energía. Establecer la temperatura en 18-20°C es un buen punto de partida para mantener un ambiente cálido y confortable.

El aislamiento térmico también es fundamental. Un aspecto clave para maximizar la eficiencia de nuestro sistema de calefacción es asegurarnos de que nuestro hogar esté adecuadamente aislado. Esto implica sellar cualquier filtración de aire en ventanas, puertas y otras áreas propensas a fugas. El aislamiento adecuado en techos, paredes y pisos también es crucial para evitar la pérdida de calor. Invertir en mejoras de aislamiento puede tener un retorno económico significativo a lo largo del tiempo.

La tecnología también ayuda en esta materia, por ello el uso de termostatos programables o dispositivos inteligentes permitirán ajustar automáticamente la temperatura en función de nuestras necesidades. De igual modo, la luz solar es un recurso valioso que podemos aprovechar, por eso durante el día es recomendable abrir cortinas y persianas para permitir el ingreso del sol, calentando de forma natural los espacios interiores y de noche cerrar para retener el calor.

Finalmente, es relevante mantener una mantenimiento y limpieza de nuestros sistemas de calefacción, para que funcione de manera más eficiente, evitando el desperdicio de energía. Es fundamental realizar un mantenimiento regular, como la limpieza y el reemplazo de filtros.

Asimismo, asegurarse de que los radiadores estén libres de obstrucciones garantizará una distribución uniforme del calor.

El ahorro de dinero en calefacción de manera eficiente no solo es posible, sino también es una responsabilidad que todos debemos asumir en beneficio de nuestro bolsillo y del medio ambiente. Adoptar un enfoque inteligente basado en la eficiencia energética nos permite disfrutar de la comodidad de un hogar cálido sin incurrir en gastos excesivos. A través de la implementación de estrategias como el ajuste de temperatura, la programación inteligente, la aislación térmica, el uso de energías renovables y mantención preventiva.

Más columnas