viernes, julio 12, 2024
spot_imgspot_img

2022: ¿cómo fue el año de los eSports más populares?

spot_img

Tras una época de un crecimiento continuado, muchos piensan que este 2022 debía ser el año de la consolidación definitiva de los eSports. Lo cierto es que este fenómeno ya se encuentra en un momento de maduración en el que se ha hecho popular para un gran público, tras pasar de ser un espectáculo que estaba consiguiendo nuevos seguidores para ser reconocido a un nivel más global.

Bajada de audiencia en algunos de los torneos principales

Sin embargo, el pasado año ha dejado un sabor agridulce a diversos organizadores. Esto es así porque varios de los eventos más punteros parecen haber perdido algo de audiencia. El caso más destacado fue el de “LOL Worlds 2022”, de League of Legends. Este certamen, que representa el buque insignia de los eSports, bajo de 174,82 millones de horas vistas en su edición de 2021 a las 144,92 millones de horas vistas de su última edición.

Y este no es el único ejemplo: “The International”, de Dota 2, que en 2021 había sido el segundo en el ranking en estos parámetros, pasaba a ser el séptimo en 2022 y su bajada iba de las 127,23 millones de horas vistas a las 67,74 millones; un descalabro importante. Cabe señalar que este último ejemplo también iba acompañado de unos premios monetarios mucho más discretos que en 2021, donde este evento se caracterizaba por haber llegado a repartir casi 40 millones de dólares entre sus participantes, algo que era un incentivo para los competidores y un reclamo para los aficionados.

IMAGEN >>> https://images.unsplash.com/photo-1636036769389-343bb250f013?ixlib=rb-4.0.3&ixid=MnwxMjA3fDB8MHxwaG90by1wYWdlfHx8fGVufDB8fHx8&auto=format&fit=crop&w=1472&q=80 >> Foto

La lista continúa con otros tantos títulos, que pese a que algunos escalan posiciones en este Top, parece que las cifras globales de los grandes eventos podrían haberse resentido durante el pasado año, dejando picos de audiencia más bajos. ¿Significa es que este mercado se ha saturado? No necesariamente. Lo cierto es que cada vez, al albor del auge de los deportes electrónicos, existe una mayor cantidad de campeonatos que están disponibles para los aficionados, lo que implicaría que algunos de los más conocidos han tenido menos espectadores a favor de otras opciones.

Algunas noticias más positivas

Por otra parte, no todo ha sido malo para algunos de los juegos más conocidos. Si existe un título que lleva una ascensión meteórica, ese es Valorant. Con poco más de dos años desde su lanzamiento, este “shooter” de Riot Games se ha convertido en una referencia de su género. Y más allá, pues se ha llevado, por segundo año consecutivo, el premio a “eSport del año” en los eSports Awards 2022. Su capacidad para imponerse, en sus grandes eventos a potentes clásicos de su segmento, se ha reflejado en audiencias y consultas a portales de pronósticos que sirven de guía para ver las opciones que tiene cada equipo en las principales competiciones de Valorant que se celebraron el pasado año.

También hay que señalar que la disciplina de los eSports se está haciendo mucho más conocida entre el gran público, lo que implica que el número global de espectadores está creciendo. Y también, por tanto, el de la inversión de los patrocinadores, lo que implicaría un mayor músculo financiero para la organización y promoción de estos eventos. Al ser mayor el seguimiento, también han aumentado las ligas locales y se ha creado una “cantera” de nuevos jugadores y equipos que, hoy, tienen menos dificultades para encontrar patrocinios que les permitan desarrollarse como competidores.

El hecho de que la audiencia global siga con su camino ascendente también implica otras opciones esperanzadoras. Por ejemplo, que algunas de las principales cadenas internacionales ya se hayan lanzado a emitir diferentes eventos y espacios dedicados a los eSports, como es el caso de DAZN. A diferencia de lo que venía ocurriendo hasta la fecha, donde sólo las redes sociales (más exactamente, plataformas como Twitch) eran las que retransmitían estos acontecimientos, parece que la expansión de los deportes electrónicos podría llegar a diferentes canales, lo que propiciaría, aún más, su llegada a una parte más amplia de la sociedad, que tienen en la televisión su principal escaparate al mundo. Por todo ello, pese a la bajada de algunos de los eventos estrella, hay que pensar que el crecimiento del fenómeno de los eSports no parece detenerse y que su futuro sigue siendo tan prometedor como lo era antes de empezar el 2022, justo hace ahora un año. Aunque, claro, lo que vaya a pasar este 2023 nos va a servir, auténticamente, como un preciso baremo de la tendencia.

spot_img
spot_img

Te puede interesar