Carla Amtmann | Archivo

N o es común ver que el Parlamento apruebe por unanimidad una medida. Mucho más inusual es que dicha propuesta venga de un grupo ciudadano y, más aún, que ese grupo provenga de regiones. Es lo que ha pasado con la aprobación del Proyecto de Resolución para un Plan de Emergencia de Mejoramiento Térmico de los hogares en las zonas saturadas de contaminación ambiental, que impulsamos desde Valdivia junto al CORE Matías Fernández.

 

Por Carla Amtmann Fecci

Apenas vimos que la contaminación atmosférica, que cada invierno se ve acrecentada en el sur del país por el uso de leña para calefacción, podía ser un factor que podía aumentar la prevalencia del Coronavirus, presentamos una serie de medidas para evitar una situación que podría ser catastrófica.

Un grupo de parlamentarios de Revolución Democrática acogió nuestras propuestas y presentó a la Cámara de Diputados este Plan de Emergencia de Mejoramiento Térmico en los hogares de las zonas saturadas, que tuvo un contundente respaldo y fue aprobado por unanimidad.

Si bien es un primer paso, y ahora le corresponde al Ejecutivo darle viabilidad, este proyecto es un logro de una sociedad civil que, consciente de sus derechos e informada, busca colaborar en la lucha contra el Coronavirus. Por lo mismo, continuamente hemos estado presentado diversas propuestas a lo largo de estas semanas, y activado múltiples iniciativas solidarias.  

El Gobierno tiene que oír más a la sociedad y a las regiones. Por sobre las diferencias políticas y las intransigencias ideológicas que han buscado poner al mercado por sobre el bienestar de las personas, lo que importa hoy es activar planes preventivos y de cuidado que tengan en el centro a las y los ciudadanos. Nos queremos vivos y sanos para luego seguir en nuestra lucha por un país que tras esta pandemia esperamos sea más democrático e igualitario.