Hospital Santa Elisa de Mariquina | Servicio de Salud Valdivia
 

Las modificaciones en los recintos buscan evitar el riesgo de transmisión de Coronavirus a pacientes, usuarios y funcionarios de la salud.

Con motivo del aumento de casos de contagio por COVID-19 en la región, directivos de los hospitales del área y que forman parte de la Red Asistencial de Los Ríos establecieron nuevas medidas de restricción en sus servicios y especialidades, modificaciones que buscan resguardar la salud de pacientes, usuarios y funcionarios de los establecimientos hospitalarios.

Provincia de Valdivia

En el Hospital de Paillaco, su director, Alex Valencia, informó que este martes se suspendieron las visitas a pacientes hospitalizados en todo horario; sin embargo, se entregará información del estado del usuario vía telefónica a familiares directos. Para dicha solicitud deben comunicarse al 63 2 264 214.

En el caso del Servicio de Maternidad, durante el parto podrá ingresar un familiar directo a la sala. Durante el periodo de hospitalización de la madre y su hijo (a), no podrá recibir visitas. La información sobre el estado de salud de ambos, se debe solicitar al número 63 2 264 215.

En cuanto al Servicio de Pediatría, se restringe la entrada a la unidad a un acompañante (padre, madre o tutor legal) por paciente, sin ingreso de visitas. La información del estado de salud del usuario se debe solicitar al número 63 2 264 216.

“Estas medidas se suman a las que ya se habían anunciado la semana pasada, en donde se establecieron modificaciones en el Servicio de Urgencias (control de ingresos y división de la sala de espera entre pacientes sintomáticos respiratorios y de consulta general); en las Consultas Ambulatorias (atención kinesiológica y toma de muestras suspendidas); y Policlínico de Tratamiento Anticoagulante (TACO), a la espera de coordinación con cada paciente”, explicó Valencia.

En el Hospital Santa Elisa de Mariquina, en tanto, su director Roger Paredes informó sobre el trabajo en conjunto que se está realizando con el Cesfam de la comuna “para combatir de la mejor manera la pandemia por coronavirus. Para ello se conformó una mesa de trabajo que busca redireccionar, segregar y mantener con normalidad las consultas esenciales de la comunidad”, dijo.

De esta manera, los pacientes de causa respiratoria de cualquier tipo, independiente de la complejidad, pacientes obs covid (respiratorio y no respiratorio) y las emergencias (politrauma, quemados, infarto), serán atendidos en el Hospital, mientras que consultas de urgencia no respiratoria, traumas menores, heridas, dolores de todo tipo y consultas generales serán redireccionados al Cesfam. Además, se plantea el uso de las instalaciones del Cecosf Dr. Silva para atenciones de tipo policlínico, priorizando los controles que son tiempo dependiente (embarazo y niño) y crónicos alta prioridad (crónico respiratorio, cardiovascular y salud mental).

El director también informó que, a partir del lunes 6 de abril, el SOME realizará un catastro de controles médicos de embarazo pendientes para el mes y controles de niño sano, para la organización de la agenda por estamento. Además, se establece que los usuarios deberán hacer retiro de leche y fármacos en Cecosf Dr. Silva.

En el Hospital de Lanco, su director Claudio Arellano explicó que “se están siguiendo todos los protocolos impulsados por el Ministerio de Salud y se están reordenando dependencias y servicios. En el caso de Farmacia, se está en proceso de preparación de entrega de medicamentos a usuarios crónicos para un plazo de tres meses, de tal manera que no deban exponerse más de una vez. A su vez, pacientes adultos mayores, están recibiendo su medicación a domicilio”.

En este Hospital también se dividió la urgencia en dos, dejando a usuarios con problemas respiratorios separados de pacientes con complicaciones no respiratorias, evitando riesgo de contagio. Por otro lado, se están reabasteciendo los sistemas de turno de tal manera de tener personal permanente atendiendo las necesidades de la comunidad.

Cabe recordar que, desde hace aproximadamente dos semanas, el Hospital de Lanco, tiene suspendidas las visitas a usuarios hospitalizados, a excepción de pacientes con grados de dependencia, que pueden ser acompañados por un familiar directo.

Provincia del Ranco

En el Hospital Juan Morey de La Unión, su director, Pedro Valenzuela, informó que “desde el miércoles 1 de abril, se suspenden las visitas a pacientes hospitalizados, a excepción del Servicio de Pediatría, donde se permitirá el ingreso exclusivo de un familiar, con los debidos resguardos. Así como también, desde el miércoles el equipo de hospitalización domiciliaria comienza a cumplir funciones. En cuanto al Policlínico de Tratamiento Anticoagulante (TACO), se mantiene la atención a domicilio de los usuarios, con envío de medicamentos o recetas, y curaciones”.

Además de las ya mencionadas restricciones, desde el Hospital de La Unión, informaron que actualmente están trabajando en la ampliación del Servicio de Urgencia hacia el área que ocupaba Contabilidad y consultas de Traumatología, lo que permitirá mantener separadas las consultas respiratorias y las no respiratorias. En ese sentido, también se dispuso una entrada diferenciada para público general, de urgencia y funcionarios.

En cuanto a la preparación del establecimiento para la llegada de nuevos casos de COVID-19, el titular del establecimiento argumentó que “se están preparando salas de hospitalización para recibir posibles contagiados, a lo que se suma que ya comenzó el proceso de factibilidad de instalación de dispositivo extra hospitalario para hospitalizar a contactos que requieran cuarentena, esto en conjunto con el municipio local, Departamento de Salud Municipal, Seremi de Salud Los Ríos, Ejército y Gobernación Provincial”.

Finalmente, desde dirección explicaron que en primera instancia se habilitó la Unidad de Pensionado del Hospital como dependencia de aislamiento para pacientes sospechosos o con coronavirus.

En el Hospital de Río Bueno, María Alejandra Vallejos, su directora, comunicó que desde esta semana se suspenden las visitas a Servicios de Hospitalización, excepto para pacientes pediátricos y dependientes severos, en este caso solo una persona previa autorización, además se trasladan los policlínicos de Tratamiento Anticoagulante (TACO); Urgencia Traumatológica y Traumatología GES, a dependencias del Centro de Salud Mental Casa Amiga de la Familia.

La directora también informó la implementación de dos servicios de Urgencia –y sus respectivas salas de espera– con el fin de separar pacientes respiratorios de consultas generales. Asimismo, se estableció restricción de flujo de circulación para pacientes y funcionarios con turnos de guardia en las entradas donde se consulta motivo de ingreso.

Respecto a la preparación del establecimiento para la llegada de casos de COVID-19, Vallejos dijo que “se están respetando los protocolos locales de flujos de atención referidos al uso de protección personal (EPP), aseos terminales y capacitaciones a todo el personal (antiguo y nuevos contratos de apoyo). Además, ya se está en proceso de coordinación de Atención Primaria para preparar la siguiente fase de Plan de Contingencia”.

Finalmente, ya se realiza la gestión de apoyo con el sector privado para implementación de la siguiente fase del plan de emergencia, que busca la implementación de containers, techumbre de comunicación y el equipamiento para implementar salas de aislamiento.