Patricio Contreras | @noticiaslosrios

E s posible? Claro que sí. Tampoco se trata de una idea nueva, al menos en Valdivia. Se llama Puerto Seco, un proyecto más que necesario pero que aún duerme en los laureles.

   
 

Por Patricio Contreras
Administrador Público, Licenciado en Ciencias Políticas, Magíster en Gerencia Social

¿Qué es? Un Puerto Seco es como un terminal de buses pero de camiones de alto tonelaje, ubicado cerca pero fuera del radio urbano, con la adecuada infraestructura para estacionar, hospedar a los conductores y sobre todo para su función principal: Depositar la carga en camiones de menor envergadura para ser ingresada a la zona urbana.

¿Es necesario? Basta con recordar los últimos dos trágicos accidentes en Valdivia para responder esta pregunta. Un puerto seco no logrará evitar nuevos accidentes, pero si disminuir la probabilidad de que ocurran. Un peatón o ciclista es menos visible desde un camión grande. Tampoco están exentos vehículos menores, porque maniobrar estas máquinas, algunas con doble rampa, en una infraestructura urbana no preparada, sin duda que es un factor de riesgo.

Pero además, pensemos en el estado de las calles, pensemos en calle Los Girasoles o Martínez de Rozas. La principal causa del deterioro, es el tránsito de camiones de alto tonelaje y por más adoquines, parches, incluso repavimentación, volveremos al punto cero rápidamente. Recordemos también, cuando estos mismos camiones se enganchan en los cables, botando postes sobre otros autos y dejando sin luz a los vecinos. En períodos críticos de congestión vial, tampoco ayudan de mucho, al contrario, son un factor que entorpece el flujo vehicular.

La no existencia de un puerto seco no exime a los conductores de camiones a conducir con mayor responsabilidad dentro de la ciudad, pero para afrontar de raíz los problemas antes mencionados se hace necesario contar con esta infraestructura, los mismos camioneros que hoy se estacionan a dormir en cualquier orilla lo necesitan, pero sobretodo lo necesita la ciudad.