Con la reciente firma de convenio para la construcción del nuevo dispositivo de salud para Panguipulli con la Empresa Constructora adjudicada, el médico y diputado Patricio Rosas agradeció al Ministerio de Salud que haya dado continuidad a un proyecto que venía gestándose del Gobierno anterior y que correspondía a la medida N°6 de los 50 compromisos para los primeros cien días de la administración de la presidenta Michelle Bachelet, que había quedado con diseño, terreno y RS de Ministerio de Desarrollo Social listo para licitar.

«Los Servicio de Urgencias de Alta Resolutividad 24/7 buscan ser un aporte para la atención primaria que, pese a los avances en salud, siguen existiendo un déficit, tanto en infraestructura y una mayor gestión y resolutividad. El funcionamiento del SAR es similar a si tomáramos la sala de urgencia del Hospital Base de Valdivia y la pusiéramos en otro lado con todo, a excepción de pabellones quirúrgicos. Entonces lo que tendrá Panguipulli será salas de reanimación, de atención, de rehidratación, de tratamiento endovenoso, de procedimiento, cirugía menor, radiología y exámenes de sangre: lo que vendrá a sumarse a la Red de Salud de Los Ríos un gran apoyo al Hospital de Panguipulli sin lugar a dudas, mientras se avanza en el proyecto del Hospital Público».

De igual forma el parlamentario, que además integra la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados agradeció al exministro de Salud Emilio Santelices.

«En julio del año 2018 junto al alcalde de Panguipulli y el senador De Urresti, le solicitamos seguir adelante con este proyecto, que ya estaba bastante avanzado, y que si bien no era parte del programa de esta nueva administración, comprendió que estaba muy avanzado y administrativamente era complejo bajarlo en esa etapa, además de que en materia de salud era entregar soluciones nuevas al sistema y de rápida ejecución».

Este nuevo dispositivo de salud que contempla una inversión superior a los $1.000 millones y que cuenta con 450 m², funcionará entre las 17:00 y las 08:00 horas del día siguiente, todos los días de la semana y en forma permanente durante los fin de semana, ofreciéndole a la comunidad una alternativa de atención de aquello que no se pueda resolver en el CESFAM, teniendo así una atención de mediana y baja complejidad, despejando así la urgencia del Hospital.

«Esto va a permitir a las personas que viven en Panguipulli contar con una alternativa más, con respuestas a sus demandas y una atención con mayor resolutividad en materia de salud».