El vicepresidente del Senado, Alfonso De Urresti, sostuvo este viernes una reunión con la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, junto a mujeres líderes en diversos ámbitos, entre las que destacan Alejandra Sepúlveda (Comunidad Mujer), Maricel Sauterel (ONU Mujeres), Alejandra Krauss (Chile 21).

A la actividad también asistieron la directora del Diario Austral de Los Ríos, Verónica Moreno; Ester Fecci, directora del Centro de Emprendizaje de la UACh; María Soledad Piñeiro, presidenta de la Asociación de Magistrados; Marcela Wulf, subgerente de Asuntos Públicos de Celulosa Arauco; entre otras.

Durante el encuentro, el parlamentario explicó que este fue el primero de los encuentros que impulsará para debatir sobre la brecha salarial, ya que Chile aparece en el primer lugar del continente con la diferencia más amplia entre hombres y mujeres.

«Como vicepresidencia del Senado convocamos a un conjunto de mujeres para abrir un diálogo sobre este problema, y quiero agradecer a la ministra Plá que con su equipo ha venido a escuchar, recoger inquietudes y también a plantear desafíos, y creo que hay elementos comunes, especialmente en brecha salarial. Nosotros creemos que este país tiene que cambiar, a un país más justo, más equitativo, en la medida que evitemos y eliminemos absolutamente la brecha salarial entre hombres y mujeres».

Asimismo, destacó que durante el encuentro afloraron varias temáticas que se pueden impulsar desde el Congreso, pero también apoyando un cambio cultural para poner fin esta discriminación.

«Han salido varias iniciativas que la propia ministra señala en materia de sala cuna, transparencia, empoderamiento y capacidad de educación para que las mujeres vayan combatiendo esta brecha y también las instituciones, las empresas y los servicios públicos. Los sectores de nuestra sociedad deben entender que tener una brecha salarial es un punto en contra, es algo que no nos hace bien».

En tanto, la ministra Isabel Plá dijo que «la brecha más importante hoy día a nivel laboral es la del ingreso al mundo del trabajo que separa a las mujeres que no tienen posibilidad de tener un empleo remunerado formal y esa es la principal brecha. Más de la mitad de mujeres en edad de trabajar en Chile no tiene acceso a un empleo. El encuentro fue un espacio valioso de intercambio de opiniones y también para ponernos de acuerdo en los cambios que tenemos que acelerar aquí y ahora, y no en 10 años más».