Seremi aclaró que se trata de un conflicto entre privados y la orden de desalojo corresponde a un mandato judicial, «se ejecutó en forma pacífica y siempre resguardado por carabineros», señaló.

La seremi de Gobierno en la Región de Los Ríos, Ann Hunter, fue la encargada de realizar la vocería respecto al desalojo de integrantes de una comunidad indígena en la localidad de Los Pellines, comuna de Valdivia. 

Según precisó la autoridad, «esta es una acción judicial emanada por los tribunales, por lo que como Gobierno no podemos interferir de ninguna manera en el cumplimiento de un mandato judicial».

Sin embargo, la seremi detalla que  «nuestro intendente César Asenjo, en conjunto con el seremi de Desarrollo Social, Carlos Rolack, durante el año pasado mediaron, junto con las comunidades y los propietarios de los terrenos, para que no se efectuara el desalojo en dicha fecha. Como Gobierno nosotros tomamos en esta oportunidad todas las precauciones para que la acción se lleve a cabo sin lamentar ningún tipo de violencia».  

Finalmente, Hunter sostuvo que como autoridades están siempre abiertos al diálogo. «Somos respetuosos de todos los poderes del Estado y en ese caso se trata de una acción judicial que involucra a privados, y nosotros como Gobierno tenemos la responsabilidad de garantizar la seguridad de las personas (…) intermediar en el dialogo que es lo fundamental también, y que se ha dado en este caso», puntualizó.