Episodios de contaminación han afectado al río Traiguén y al río Bueno, con graves consecuencias para los vecinos de Trumao y alrededores. 

Según informaron desde la Gobernación, luego de diversas denuncias ciudadanas por la contaminación en el río Traiguén, en la comuna de La Unión, la Autoridad Sanitaria del Ranco, realizó una fiscalización este miércoles 22 de mayo, con el objetivo de constatar en terreno el origen de los residuos, corroborando que estos proceden de una piscina de decantación de áridos perteneciente a la empresa MACA Servicios.

Al respecto, el gobernador del Ranco, Alonso Pérez de Arce, indicó que realizada la denuncia, se activaron todos los protocolos de acción, para garantizar que se cumpla la normativa vigente. “Hemos sido categóricos en el cumplimiento de la normativa sanitaria y lo que dispone la ley para garantizar que el principal afluente de la provincia se encuentre en condiciones de seguir abasteciendo de agua a los sectores de Trumao y Huillinco, que dependen del río para abastecer sus sistemas de APR”, dijo. 

Según detalla el informe de fiscalización, la empresa que habría originado la turbiedad del río Traiguén, será citada a declarar en audiencia por presunta infracción al artículo N°73 del código sanitario, por descarga de aguas residuales al curso del rio.

Finalmente, la autoridad de gobierno señaló que se está trabajando en un reglamento de denuncia que estará a disposición en diversos servicios públicos de la provincia, para que ante eventuales contaminaciones los antecedentes sean canalizados adecuadamente y se inicien los protocolos de fiscalización y sanción.